Seleccionar página

Anuncio

El Gobierno destinará 4.295 millones al proyecto estratégico del coche eléctrico

El Gobierno destinará 4.295 millones al proyecto estratégico del coche eléctrico

El Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del coche eléctrico y conectado movilizará unos 24.000 millones de euros en los próximos años gracias a una inversión pública «gigante» y «histórica» de 4.295 millones de euros, que en su mayoría provendrá de los fondos europeos Next Generation.

Así lo ha asegurado este lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la presentación de este PERTE -que ha calificado de ambicioso, ilusionante y optimista para un sector en una situación «muy delicada» tras la covid- en un acto en el Palacio de la Moncloa, donde ha estado acompañado de las ministras de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y de Industria, Reyes Maroto, así como del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y de representantes de diferentes patronales de la automoción y tecnológicas.

Según Sánchez, este plan es «fundamental y primordial», ya que además de cambiar nuestra forma de viajar, nuestros paisajes y el aire que se respira en las ciudades, va a permitir que 2021 pase a la historia como el año en que España arrancó el «gran proyecto» de convertirse en el «‘hub’ europeo de la electromovolidad».

Esto servirá para que la aportación de la industria de la automoción al PIB español «salte» al 15 % en 2030, ha afirmado Sánchez, que ha asegurado que esto permitirá también una transformación del país ya que tendrá un impacto territorial «formidable» en una España que cuenta con 17 fábricas repartidas por diez comunidades autónomas y que impulsan una gran de red de proveedores (actualmente formada por unas mil empresas).

Foto: Moncloa/Diego del Monte

Para el presidente, el PERTE del vehículo eléctrico y conectado, que aprobará mañana el Consejo de Ministros, va a activar un crecimiento transversal que además va a mantener la competitividad y el empleo en la industria, al tiempo que va a permitir la formación de unos 150.000 personas en los próximos años.

España, ha dicho, va a ser el primer país de Europa en el que se va a poner en marcha una academia sobre baterías, dentro de una iniciativa de la Comisión Europea.

También va a tener efectos en la extracción de materias primas como el litio, en el desarrollo y fabricación de motores eléctricos, en la producción de baterías eléctricas y de pila de combustible de hidrógeno, en el vehículo conectado y en las infraestructura de recarga del vehículo eléctrico.

Por ello, el Gobierno -ha anunciado- va a nombrar a una persona de prestigio para el impulso y la promoción del trabajo conjunto.

La ministra Maroto ha destacado que no hace mucho algunos soñaban con que España lideraría la movilidad, lo que «hoy es una realidad» con este proyecto estratégico que es «importante para España y para Europa».

En su opinión los fondos europeos son una oportunidad y van a contribuir a situar a España y a la industria del automóvil «en la vanguardia».

El presidente de la patronal de los fabricantes Anfac, José Vicente de los Mozos, ha agradecido que el primer PERTE sea para el automóvil y ha dicho que para que este proyecto de país sea «bien utilizado» es necesario que vaya acompañado por el mantenimiento de la competitividad de las fábricas y que se siga trabajando en mejoras laborales, energéticas y logísticas, así como de actuaciones de apoyo «claras y sencillas», junto a una gobernanza «ágil», porque si no será una oportunidad perdida.

Desde la patronal de componentes Sernauto, María Helena Antolín, ha pedido una gestión eficiente de los recursos para que lleguen en el «menor tiempo posible» a toda la cadena de valor del automóvil, ya que, primero, hay que «ganar la carrera» de la movilidad en Europa y luego en el mundo

El presidente de la Asociación empresarial para el desarrollo e impulso de la movilidad eléctrica AEDIVE, Adriano Mones, ha recordado que España es el octavo país de Europa en puntos de recarga, y el cuarto en puntos de carga rápida, a pesar de las trabas que hay para su puesta en marcha; mientras que el de la industria tecnológica Ametic, Pedro Pier, ha señalado que en la revolución que supone la electrificación del automóvil son necesarias la computación, la conectividad, las tecnologías TIC, la inteligencia artificial o las redes de comunicación 5G o satelitales porque el coche es un «ordenador con ruedas».

Aedive pide colaboración público-privada

El presidente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive), Adriano Mones, ha llamado este lunes a reforzar la colaboración público-privada para impulsar los proyectos relacionados con la movilidad eléctrica.

En el marco de la presentación del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico y conectado (VEC), Mones ha recordado que, pese a que el sector de la automoción está «fuertemente comprometido» con el impulso de la movilidad eléctrica, «no podemos hacerlo solos».

En su intervención, Mones ha celebrado que el primer PERTE presentado por el Gobierno gire alrededor del vehículo eléctrico y conectado, una situación que es consecuencia de una «revolución que altera la esencia industrial, tecnológica y de servicios en la automoción y en la movilidad».

Sobre los puntos de recarga, ha recordado que España es el octavo país de Europa en estaciones de recarga y el cuarto en terminales de carga rápida, pese a las trabas para su puesta en marcha.

«Seguiremos trabajando en desplegar infraestructura de recarga, pero necesitamos el compromiso de las Administraciones públicas para derribar las barreras en la concesión de licencias y permisos, que lastran estas infraestructuras y retrasan su puesta en marcha, a veces en más de dos años», ha declarado Mones.

Reacciones de las patronales y sindicatos

La patronal de concesionarios de vehículos Faconauto ha acogido de manera positiva el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico y conectado (VEC) presentado este lunes por el Gobierno, ya que supone una oportunidad «real» para impulsar la competitividad del sector.

A través de un comunicado, Faconauto ha celebrado que el sector sea el protagonista del primer PERTE del Gobierno, una decisión que pone de manifiesto la importancia de la automoción en la economía y el empleo en España, así como su papel «clave» en la recuperación económica tras la pandemia.

En este sentido, ha explicado que con este proyecto, que el martes será aprobado por el Consejo de Ministros, el sector podrá mantener su competitividad en el marco del «proceso de transformación verde y digital que está experimentando la sociedad».

Por ello, piden que se lleve a cabo una gestión «clara y ágil» de los fondos comprometidos para que lleguen cuanto antes a los proyectos y puedan transformarse en «innovación, capacitación, actividad económica y empleo».

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam), Raúl Palacios, cree que el apoyo a la distribución es «imprescindible» para asegurar el éxito del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico y conectado (VEC), presentado hoy por el Gobierno.

En un comunicado difundido este lunes, la patronal de la distribución recuerda que su sector es el nexo para hacer llegar a los ciudadanos la movilidad eléctrica y conectada, y que sin él «se corre el riesgo de que la oferta no tenga el alcance deseado».

En este sentido, Palacios asegura que la distribución está inmersa en un proceso de digitalización que compromete el futuro del 40 % de sus empresas y el 20 % de sus trabajadores, y que apoyar esta transformación logrará el «efecto arrastre» que exigen los proyectos para la recuperación económica del Gobierno.

Así, ha apostado por trabajar conjuntamente con los fabricantes para construir un modelo de movilidad para el cliente digital.

«Hay que tener visión conjunta: si queremos fabricar coches eléctricos, tenemos que ser capaces de venderlos y para venderlos hay que tener presente un cambio de aproximación a un consumidor con cada vez más desafección a la propiedad», ha explicado Palacios.

Para CCOO el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico y conectado (VEC),  representa un oportunidad para recuperar la soberanía industrial y cambiar el modelo productivo.

En un comunicado, el sindicato defiende que el proyecto es una forma «muy acertada» de articular la llegada de los fondos europeos, ya que intenta atraer toda la cadena de valor, además de fomentar la cohesión social y territorial.

Sin embargo, recuerda que para llevar a cabo el proyecto harán falta «amplios consensos» a través del diálogo social y la negociación colectiva y exige «escribir la partitura de todos y cada uno de los proyectos que se desarrollen».

CCOO asegura que el vehículo eléctrico y la movilidad sostenible son el futuro del sector, y por ello cree que la apuesta del Gobierno permitirá atraer inversiones y todo el ecosistema de las baterías, del hidrógeno verde y de los componentes de software.

Además, señala la transición digital, la transición verde y la transición de la movilidad como los principales retos del sector del automóvil a corto y medio plazo.