Seleccionar página

Según el RACE, el coche eléctrico no despega ni siquiera con las ayudas

Según el RACE, el coche eléctrico no despega ni siquiera con las ayudas

El Observatorio RACE de Conductores, iniciativa del Real Automóvil Club de España para conocer las opiniones de los automovilistas españoles sobre los temas de actualidad que afectan al sector, ha publicado una entrega especial, repitiendo algunas de las preguntas que realizó a principios del año 2020, para comprobar en qué ha cambiado un año tan atípico en la intención de compra de un vehículo y cómo se han recibido las dos principales novedades de los últimos meses: el plan de ayudas centrado casi en exclusiva en el mercado del vehículo eléctrico y la intención del pago por uso de las autovías.

Los resultados han variado respecto a casi hace un año, pues menos conductores plantean cambiar de vehículo que hace escasamente doce meses y las ayudas propuestas no son una realidad tangible para la mayoría de los usuarios, que anteponen los híbridos sobre cualquier otra motorización. Existe, además, un profundo rechazo a la intención de cobrar por el uso de las autovías, algo que podría redundar en un incremento de los accidentes de tráfico.

La intención de compra baja un 4% en apenas un año

En el Observatorio de enero, un 22,8% de los encuestados se mostraba favorable a cambiar de vehículo en los próximos meses, algo que no ha ocurrido ni va a ocurrir en 2021, ya que esa tendencia ha descendido hasta el 18,3%. Casi un 65% descarta o ve poco probable comprarse un coche en los próximos meses, cuatro puntos más que hace justo un año.

El híbrido se impone sobre diésel y gasolina; el eléctrico no despega ni con ayudas

Uno de los grandes titulares que deja el informe es que, por primera vez en la historia, las motorizaciones diésel y gasolina no suman, entre ambas, el 50% de la intención de compra. Los híbridos, con un 33% y un crecimiento de más de un 8%, encabezan la clasificación por delante de los motores de gasóleo (25,4%) y gasolina (20,7%).

Resalta el parámetro casi plano de la intención de compra del eléctrico, que pasa sólo del 7,3 al 7,5%, a pesar de las ayudas propuestas por el Gobierno. Crece un 1% el gas (GLP/GNC).

No hay presupuesto suficiente para comprar coches eléctricos

Uno de los principales motivos posibles del estancamiento de los vehículos eléctricos, además de otros inconvenientes ya plasmados con anterioridad, es el precio. Del total de conductores que planea cambiar de vehículo en los próximos meses, más de seis de cada 10 tiene intención de invertir menos de 20.000 euros en su adquisición, precios en los que el mercado de eléctricos se reduce a apenas cinco modelos.

Entre aquellos que sí apuestan por comprar un coche eléctrico, el 65% plantea invertir más de esa cantidad, reforzando una idea que comparten usuarios y marcas acerca de que las ayudas del Gobierno no están encaminadas en la dirección correcta de renovar el envejecido parque automovilístico, sino en fomentar la compra de unos vehículos poco accesibles a día de hoy para la gran mayoría de los conductores. Un 76% de los encuestados afirma que los incentivos gubernamentales les ayudan ‘poco o nada’ a la hora de cambiar de coche, mientras que nueve de cada 10 piensa más en una ayuda general a todo el que quiera sustituir su coche de más de 10 años de antigüedad por otro más actual.

El renting gana terreno

Otra de las grandes preguntas es si los usuarios apuestan por comprar un coche o ir hacia la modalidad de renting. La primera opción sigue siendo mayoritaria (71%), pero el renting sube casi cuatro puntos en un año, del 9,4 al 13,1%. El coche nuevo es la opción preferida (41% por un 20,7% hacia el VO) aunque prácticamente el mismo número, un 38,3%, no tiene claro si prefiere estrenar o comprar un vehículo de ocasión, y valoraría ambas opciones.

Rechazo masivo a las medidas relacionadas con el pago por uso de autovías

Finalmente, preocupa mucho entre los conductores el pago por uso de determinadas vías. Es más, tres de cada cuatro no están dispuestos a pagar nunca y, a pesar de que ocho de cada 10 piensa que el riesgo de accidente es superior en carreteras convencionalesun 84% buscará alternativas en el caso de tener que pagar por el uso de las autovías.

Además, seis de cada 10 piensan que las carreteras no están bien conservadas, algo que preocupa por el mayor riesgo de accidente y lo grave de sus posibles consecuencias.

 

> Enlace al informe del Observatorio RACE de Conductores (PDF)