Seleccionar página

El Ayuntamiento de Madrid renueva su flota con vehículos Cero emisiones

El Ayuntamiento de Madrid renueva su flota con vehículos Cero emisiones

El Ayuntamiento de Madrid está en proceso de renovación de su parque automovilístico municipal y acaba de incorporar 142 vehículos Cero Emisiones y otros 41 ECO, 183 en total, que sustituyen a otros más contaminantes.

En el reparto de estos vehículos que reciben las concejalías, el Área de Medio Ambiente y Movilidad percibe la mayor parte de vehículos. En total se han incorporado 102 vehículos, de los que 75 son eléctricos —74 turismos Renault Zoe y una furgoneta Renault Kangoo— y 27 son turismos híbridos Toyota Yaris, categoría ECO. Están destinados a las direcciones generales y a la secretaría general del Área, inspecciones de limpieza y control ambiental y servicios de parques y zonas verdes. Se suman a otros cincuenta vehículos —44 eléctricos y 6 ECO—  que ya se incorporaron durante 2018.

En el Área de Economía y Hacienda se han añadido 67 vehículos Cero Emisiones, de los cuales 62 son eléctricos puros y cinco son híbridos enchufables. Todos están destinados a servicios administrativos y la modalidad de contrato es también de renting y para un periodo de 48 meses.

El modelo adjudicado para los 62 eléctricos es Nissan Leaf 100% eléctrico. Los cinco vehículos híbridos enchufables elegidos son el Kia Optima y tienen un uso de representación para los portavoces de los grupos políticos en el Pleno y la primera autoridad municipal.

El resto de la flota va destinada a Policía Municipal con 38 vehículos Cero y ECO, de los cuales catorce son turismos y diez son motos, todos ellos con etiqueta Cero Emisiones. Y desde el pasado mes de enero, el Cuerpo de Policía Municipal cuenta con catorce vehículos híbridos camuflados, categoría ECO.

Actualmente hay 167 cargadores para vehículos eléctricos en más de treinta edificios municipales del consistorio madrileño. La ampliación de la red de recarga para vehículos eléctricos en instalaciones municipales también forma parte de las medidas del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.