Seat Mii, el urbanita que te hará pensar que ya puedes cambiarte a un eléctrico

Javier Millán Jaro / EFE | 

Las principales razones que llevan a un conductor a rechazar la compra de un vehículo eléctrico son el precio, la autonomía y los puntos de recarga. Seat quiere derribar estas barreras con un vehículo urbano.
Y aunque está claro que el Mii electric no puede ser el vehículo único de una familia, sorprende su polivalencia.

Seat quiere derribar las barreras de acceso a los vehículos eléctricos con un vehículo de3,56 metros (un utilitario de cinco puertas y para cuatro ocupantes), con 83 CVde potencia y con un maletero de 251 litrosampliables hasta 923 tumbando los asientos delanteros.

Convertir un defecto en virtud. La autonomía, el gran freno junto con el precio para la expansión de la movilidad eléctrica sobre cuatro ruedas, no lo es tanto cuando pensamos en los desplazamientos urbanos. Esa es la apuesta de Seat con el Mii eléctrico. Un vehículo perfecto para los urbanitas que tienen que utilizar el coche o para los que todos los días entran a las grandes ciudades desde la periferia, recorriendo, entre ida y vuelta, unos 100 kilómetros (según los expertos la mayoría de los conductores en Europa no hacen al día más de 50 km).

Con esas distancias y un punto de recarga en el domicilio o en el trabajo, el Mii electric es una muy buena opción, ya que cuenta con una autonomía de 260 km gracias a una batería de iones de litio de 32,3 kW.

Para un urbanita puede suponer recargar una sola vez a la semana: si se enchufa por la noche y se utiliza la tarifa más competitiva, el coste para recorrer unos 100 kilómetros puede ser de un euro, según Seat.

Lo hemos comprobado con una toma de contacto conduciéndolo durante 115,5 km por Madrid y sus alrededores. Hemos partido del aeropuerto de Barajas con una autonomía de 256 kilómetros (al conectar la calefacción ha bajado a 236 km) y, tras recorrer parte de la sierra noreste, hemos vuelto a la capital con una autonomía de 126 km y un consumo de 13,5 kW.

Es decir, podríamos haber bajado a trabajar a Madrid desde una localidad a una distancia de 45 kilómetros, haber vuelto a casa, recoger a los niños de las extraescolares, hacer algún recado y nos quedaría casi la mitad de la batería para volver a ponernos en marcha.
Respecto a la recarga, en un enchufe doméstico de 2,3 kW se tarda entre 13 y 16 horas, en un wall box de 7,2 KW unas 4 horas y en un punto público de carga directa de 40 kW una hora para obtener el 80% de la capacidad.

Medidas compactas

En ciudad, con unas medidas muy compactas no se le pueden poner pegas a la hora de cambiar ágilmente de carril (acelera de 0 a 50 km/h en 3,9 segundos) o de buscar aparcamiento. En carretera es solvente (de 0 a 100 km/h tarda 12,3 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 130 km/h) y cómodo de conducir.
Equipa tres modos de conducción y cuatro niveles de frenada regenerativa (se seleccionan desde la palanca de la caja automática) para poder estirar la autonomía.
En cuanto a otro de los temores de los conductores, la garantía de la batería, es de 8 años o 160.000 kilómetros. Superados uno de los dos, Seat garantiza un 70% de su capacidad energética.

Y como cero emisiones que es, se accede libremente a los carriles de alta ocupación BUS-VAO y a las zonas restringidas de las grandes ciudades, y no se paga en aparcamientos regulados.

¿Y cuál es su precio?

La tarifa del Mii electric parte (sin descuentos) de 21.230 euros (22.380 euros si es la versión más equipada, la electric Plus). A los que financien, Seat les ofrece por 17.900 euros el modelo más equipado, más los cuatro paquetes de equipamiento opcionales que ha diseñado y un wall box (la instalación no está incluida).
El Plan estatal Moves de ayuda a la compra de vehículos eficientes bonifica la adquisición de eléctricos con hasta 5.500 euros, con lo que el precio final podría ser más atractivo.

Su lanzamiento comercial será en febrero de 2020 y las primeras unidades llegarán a los concesionarios en enero. Desde la versión de acceso equipa climatizador, asistente de salida involuntaria de carril, reconocimiento de señales de tráfico, ayuda de arranque en pendiente, toma y cable de carga o SEAT Connect (a través del móvil podemos programar la recarga, conocer el estado del vehículo o localizarlo).

En definitiva, el Seat Mii es una opción interesante por precio final, por autonomía y por polivalencia.