Polestar pasa con nota la resistencia de la fibra de carbono en su primera prueba de choque