Seleccionar página

Skoda Citigo iV: movilidad eléctrica urbana y de fácil uso

Skoda Citigo iV: movilidad eléctrica urbana y de fácil uso

Javier Millán Jaro / EFE | 

Comprar un coche eléctrico a precio de uno de combustión es lo que ofrece el fabricante checo Skoda con su modelo más urbanita el Citigo, al que acaba de actualizar y con el que se pueden recorrer hasta 253 kilómetros, lo que le convierte en una solución de movilidad también factible para los que viven en las urbes próximas a las grandes ciudades.

Comprar un coche eléctrico a precio de uno de combustión es lo que ofrece el fabricante checo Skoda con su modelo más urbanita el Citigo, al que acaba de actualizar y con el que se pueden recorrer hasta 253 kilómetros, lo que le convierte en una solución de movilidad también factible para los que viven en las urbes próximas a las grandes ciudades.

Esto es aplicando todas las ayudas comerciales de la marca (campaña y descuento por financiación) y las del Gobierno del Plan Moves para eléctricos, que dejan al coche en un precio de partida de 13.150 euros en el momento de la prueba.

Se puede elegir en dos acabados: Ambition y Style. El primero es el de acceso e incluye llantas de aleación de 16 pulgadas, faros antiniebla, luces diurnas, cables de recarga para enchufe doméstico y para Wallbox, servicios de acceso remoto, soporte para móvil con aplicación Moves&Fun, climatizador o asistente para mantenimiento de carril.

El Style añade llantas en negro, volante multifuncional de cuero, sensor de aparcamiento trasero y de luces y de lluvia, lunas traseras tintadas, ajuste manual de los asientos delanteros, asientos tapizados en tela. Entre los opcionales que se ofrecen encontramos el regulador de velocidad, la calefacción para los asientos delanteros o la pintura bicolor.

El Skoda Citigo iV solo se puede elegir con una motorización

El Citigo iV es un tracción delantera de casi 3,60 metros de largo y cinco puertas que está propulsado por un motor eléctrico de 61 kW/83 CV y 212 Nm de par máximo, al que alimenta una batería de 36,8 kWh que está instalada en el piso del vehículo. Es el hermano gemelo de los Volkswagen e-up! y Seat Mii.

Acelera de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 130 km/h. A los que puede les parecer poco, decirles que en los eléctricos la entrega de par del motor es inmediata con lo que las aceleraciones son raudas y la velocidad máxima es la adecuada para que no lleguen multas.

La transmisión es automática de una velocidad y al lado de la palanca podemos seleccionar, además del modo de conducción estándar, otros dos: ECO y ECO+, que reducen las prestaciones y la climatización del vehículo para estirar la autonomía, que también se consigue con la frenada regenerativa, que cuenta con cinco niveles que se accionan desde la palanca de cambios. Para salir a autopista el más adecuado es el estándar Normal, ya que no vemos mermada la potencia ni el confort de la climatización.

La autonomía se puede alargar con los modos de conducción y la frenada regenerativa

Como siempre advertimos en las pruebas de los eléctricos, el modo de conducir y el uso de los elementos de confort del coche inciden en la duración de la batería (en un enchufe doméstico transcurridas unas diez horas y media ha pasado de tener una autonomía de 72 kilómetros a otra de 237 km. En otra carga en la que hemos partido de 27 kilómetros hemos llegado a 171 km tras algo más de 9 horas).

Exteriormente es fácilmente reconocible porque la parrilla del radiador está cerrada por una cuestión de aerodinámica -no se necesita para refrigerar el motor- y además está pintada del mismo color que la carrocería. También porque en el portón trasero aparece una letra de color verde junto al nombre del modelo.

El interior, diseñado para cuatro personas, es sencillo y funcional y se nota que se ha tomado como base las versiones de combustión -ahora desaparecidas-, en las que por precio no había grandes concesiones al lujo porque se buscaba funcionalidad y durabilidad. Como ejemplo la apertura de las ventanas traseras de tipo compás, hacia fuera.

Según la marca, el Skoda Citigo iV son todo ventajas

Como dice Skoda en su publicidad, el Citigo iV son todo ventajas, ya que es un vehículo que no contamina, que es silencioso y cuyo mantenimiento es «fácil».

Las dos primeras afirmaciones están claras, para la tercera habría que pasar por taller y ver el coste de una revisión, aunque siempre será menor que en un vehículo similar de combustión porque hay menos piezas que se desgasten.

No obstante, para los que gusten de hacer números, recordarles que otras ventajas que tienen los Cero emisiones son el no pagar en las zonas reguladas de aparcamiento de algunas ciudades, como es el caso de Madrid; y acceder al carril BUS-VAO de alta ocupación sin acompañantes.

 

Skoda Citigo iV 
Dimensiones (longitud/anchura/altura):3,59m/1,64 m/1,48 m
Motor:eléctrico
Batería:Iones de litio de 36,8 kWh
Potencia:83 CV
Par máximo:212 Nm
Aceleración de 0 a 100 km/h:12,5 s
Velocidad máxima:130 km/h
Caja de cambios:Automática de una velocidad
Tracción:delantera
Autonomía (WLTP):253 km
Consumo medio:10,2 kWh/100 km
Capacidad del maletero:250 l
Precio:20.850 euros