Seleccionar página

Volvo anuncia la versión eléctrica del SUV compacto XC40 como uno de los más seguros

Volvo anuncia la versión eléctrica del SUV compacto XC40 como uno de los más seguros

Volvo tiene como objetivo que más del 50 % de sus ventas en 2025 sean de coches 100 % eléctricos. Con la presentación del próximo Volvo XC40 completamente eléctrico el mes que viene, Volvo no solo presenta su primer vehículo cien por cien eléctrico. Además, y cumpliendo con la auténtica tradición Volvo, será uno de los vehículos más seguros en la carretera, a pesar de los desafíos que implica la ausencia de un motor de combustión interna.

El Volvo XC40 un crossover compacto de 4,42 metros de longitud. Entre los rivales del primer todocamino compacto de Volvo encontramos a pesos pesados del segmento de los SUV premium pequeños como el Audi Q2, el Mercedes GLA o el BMW X1.

Se trata el primer Volvo construido sobre una plataforma modular compacta llamada CMA preparada para la electrificación desde su desarrollo. El Volvo XC40 no será el único Volvo en usar esta base: futuros miembros de la serie 40 de Volvo usarán esta plataforma, que ha sido co-desarrollada por Geely —la matriz de Volvo de capital chino— necesaria para lograr las economías de escala que el segmento compacto demanda, y que también utilizará el Polestar 2, el segundo modelo de la marca del Grupo Volvo que llegará en 2020 para competir con el Tesla Model 3.


 
Las imágenes del tren motriz eléctrico del XC40 muestran que ofrecerá tracción total utilizando motores delanteros y traseros. La carrocería cuerpo del XC40 eléctrico parece no haber cambiado en gran medida con respecto a las versiones de gasolina, y la batería ocupa espacio debajo del piso, debajo del asiento trasero y dentro del túnel que corre por el centro de este crossover.

Seguridad eléctrica

Fiel a la marca, Volvo asegura haber realizado un esfuerzo significativo en la ingeniería de seguridad del XC40 electrificado. Tomando como base el XC40 original, los ingenieros de seguridad de Volvo han tenido que rediseñar y reforzar por completo la estructura frontal para hacer frente a la ausencia de motor, satisfacer los estrictos requisitos de seguridad de Volvo y mantener a los ocupantes tan seguros como en cualquier otro Volvo.


 

 
Para mantener a los pasajeros seguros y la batería intacta en caso de colisión, Volvo también ha desarrollado una nueva y exclusiva estructura de seguridad tanto para los pasajeros como para la batería del XC40. Una jaula de seguridad formada por un marco de aluminio extruido incrustado en la parte central de la estructura de la carrocería protege la batería creando una zona deformable alrededor de ella.

El hecho de que la batería esté colocada en el suelo del vehículo ofrece la ventaja adicional de hacer bajar el centro de gravedad, lo que mejora la protección contra vuelcos.

Por otra parte, la estructura de la carrocería no solo se ha reforzado en la parte delantera sino también en la trasera. El motor eléctrico se ha integrado en la estructura de la carrocería para conseguir una mejor distribución de las fuerzas de colisión fuera del habitáculo y reducir los daños a los ocupantes.

En cuanto a los sistemas de seguridad activa, el XC40 alimentado por batería incluye una tecnología innovadora. Es el primer modelo Volvo equipado con una nueva plataforma de sensores de sistemas avanzados de ayuda al conductor (ADAS, Advanced Driver Assistance Systems), con un software desarrollado por Zenuity, la empresa conjunta de Volvo Cars y Veoneer.

La nueva plataforma ADAS es un moderno sistema de seguridad activa escalable formado por un conjunto de radares, cámaras y sensores de ultrasonidos. Por su naturaleza escalable, puede seguir desarrollándose con facilidad y sienta las bases de la futura introducción de la tecnología de conducción autónoma.

Volvo ofrecerá más información sobre el XC40 completamente eléctrico a lo largo de las próximas semanas, antes de presentarlo por primera vez al público el 16 de octubre.