Seleccionar página

Anuncio
Volkswagen e-Up! Style: cuando menos es más

Volkswagen e-Up! Style: cuando menos es más

Javier Millán Jaro / EFE | 

Volkswagen ha actualizado con unas ‘pequeñas’ mejoras a su urbano eléctrico e-up!, un utilitario de cinco puertas y cuatro plazas con el que se pueden llegar a recorrer hasta 260 kilómetros, una distancia que le hace más polivalente para los que viven fuera de las grandes ciudades y necesitan acceder a ellas en coche.

El Volkswagen e-up! Está a la venta desde 22.790 euros (sin incluir ayudas y descuentos comerciales de la marca.) y supone el acceso a la electromovilidad de Volkswagen, que también cuenta con el recién llegado I.D.3.

Por ese precio nos encontramos con la versión e-up!, que lleva de serie llantas de acero de 14 pulgadas, luz de conducción diurna de led con conexión automática de luz de cruce, sensor de lluvia, mantenimiento de carril lane assist, climatizador automático bizona, radio digital, aplicación gratis «maps+more», we connect Plus durante 3 años, cable de recarga modo 3 (32 A) y toma de carga CCS.

Por 920 euros más accedemos a la versión e-up! Style (23.730 euros), que suma llantas de aleación ligera de 15 pulgadas, el techo bi-color, las carcasas de los retrovisores exteriores y las manillas de las puertas en el color de la carrocería, el parachoques delantero con entradas de aire y en color de la carrocería, Iluminación ambiental en azul o molduras con inscripción «e-up!» en el tablero de instrumentos.

El Volkswagen e-up! cuenta con hermanos gemelos en el Grupo VW

Ell Volkswagen e-up! es «hermano gemelo» de los Seat Mii y del Skoda Citigo iV y, como éstos, solo está disponible con un motor eléctrico de 61 kW (83 CV), al que alimenta una batería de 36,8 kWh (con capacidad útil de 32,3 kWh) que tiene una garantía de 8 años o 160.000 km..

Su capacidad casi se ha duplicado, ya que la que montaba el modelo al que ha sustituido —se lanzó en 2013— era de 18,7 kWh.

En un cargador rápido de 50 kW el tiempo para cargarla hasta el 80% es de una hora, mientras que si lo hacemos en un enchufe de 2,3 kW habrá que esperar 16 horas y 12 minutos para obtener una carga completa. En un wallbox de 7,2 kW se necesitarán algo más de cuatro horas.

Nosotros hemos hecho la prueba en una toma doméstica a la que hemos llegado con una autonomía de 34 kilómetros (el coche nos avisa cuando solo nos quedan 50 km). Según enchufamos nuestro «e-up!», el ordenador nos informa de que necesitaremos 10 horas y 30 minutos para una carga completa. Para esta carga el cable modo 2 es opcional (180 euros).

Se puede programar la carga del coche a distancia, así como precalentarlo

A través de la aplicación We Connect se pueden programar la carga del coche y la preclimatización.

Para alargar la autonomía en marcha podemos jugar con la recuperación de la energía de la frenada y cargar así la batería. El Volkswagen «e-up!» tiene tres perfiles de conducción (Normal, Eco y Eco+) y cinco niveles de recuperación (se accionan desde la palanca de cambios).

En el modo Normal no hay limitaciones, pero sí en el Eco (la potencia se reduce a 68 CV y la velocidad máxima a 115 CV, y además se apaga el aire acondicionado) y en el Eco+ (54 CV y 90 km/h).

Otro consejo para gastar menos energía es que en vez de abusar de la calefacción en las mañanas frías optemos desde el principio por la calefacción de los asientos. El problema es que es un opcional en ambos acabados, que se ofrece en un paquete en el que también se incluyen el parabrisas térmico y los espejos retrovisores exteriores calefactables.

Las mejoras se notan desde que arrancamos

A pesar de su tamaño compacto (mide 3,60 metros de largo) tiene una pisada estable a la que contribuye la ubicación (en el piso) y el peso (248 kg) de la batería, que contribuyen a bajar el centro de gravedad. Debido a que la entrega de potencia es inmediata, es un coche muy ágil en ciudad y polivalente en carretera, especialmente si se viaja solo y sin carga. Ahora es medio segundo más rápido (pasa de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos) que antes.

En definitiva, con los cambios introducidos en la batería y en la respuesta del motor, el e-up puede cuadrar ahora a más conductores que necesiten un eléctrico con el que poder salir a carretera con garantías. Además es cómodo maniobrar con él (su radio de giro es de 9,8 metros) y se aparca en poco espacio.