Seleccionar página

Las motos eléctricas con apellido español triunfan en el mercado de las dos ruedas

Las motos eléctricas con apellido español triunfan en el mercado de las dos ruedas

Silence, Next, Nuuk, Torrot o Bultaco son algunas de las empresas españolas que han entrado con fuerza en el segmento de las motos eléctricas, compitiendo de tú a tú con las del gigante asiático y que miran a 2019 como su año de despegue.

Este será el año de las motos eléctricas. Eso es, al menos, lo que indican todas las cifras y lo que esperan las principales marcas españolas del sector. Poco a poco, el cambio hacia formas de transporte más sostenibles ha llegado al sector de las dos ruedas y de las 1.390 unidades matriculadas en España en 2016, se pasó a 4.345 unidades en 2017 (un crecimiento del 217%) según cifras de Anesdor, la patronal del sector. Unas cifras que han continuado creciendo de manera significativa en 2018: 5.403 unidades hasta septiembre.

Si bien es cierto que la mayoría de esas matriculaciones provienen del creciente mercado de empresas de motos compartidas, de las flotas corporativas y servicios públicos, cada vez son más los particulares que apuestan por estos modelos. Una apuesta que se quiere impulsar en 2019 y que, en gran parte, vendrá de la mano de muchos emprendedores españoles como Carlos Sotelo (Silence), Antonio Navarro, Ben Xu Ren, Estefanía Hernández y Xulei Xu Ren (Next Electric Motors) o Martín Calzada (Nuuk), y también de empresas históricas como Torrot o Bultaco. 

«2019 es para Silence el año del particular. Mientras hasta ahora el objetivo era el sector B2B, ahora es el cliente final», comenta Carla Garriga, Communication & PR Manager de Silence. Y para ello van a lanzar una nueva scooter, Silence S01, dirigida al cliente particular y que empezará a fabricarse el próximo mes de marzo en las instalaciones que la compañía tiene en Molins de Rei (Barcelona).

Líder en ventas

Silence es el líder absoluto en el sector de las motocicletas eléctricas, con 2.083 matriculaciones en España en 2018 y un 60% de cuota de mercado.
Sus modelos S02 y S03, destinados a  servicios de motosharing, reparto y flota son los principales responsables de este éxito durante el pasado año.

«Con este lanzamiento queremos liderar el mercado nacional en el segmento de particulares, como ya lo hacemos en el segmento de empresas e instituciones». El modelo para particulares S01 se ha diseñado para facilitar la integración del scooter eléctrico en la ciudad, gracias a su sistema de batería extraíble tipo trolley que, a diferencia de sus competidores, permite transportar y recargar de forma cómoda y segura el Power Battery Pack en cualquier lugar sin necesidad de tener que cargar con su peso y acabar, así, con la barrera de los puntos de carga.

«Se trata de una moto conectada, hecho que hace que el usuario pueda —en cualquier momento— saber todo sobre su vehículo: carga, ubicación, ahorro de CO2…». Las primeras quinientas unidades de la Silence S01 están ya a la venta en modo pre-reserva y cuentan con un paquete promocional para los primeros conductores que apuesten por la movilidad sostenible.

Silence es el líder absoluto en el sector de la movilidad eléctrica, en lo que a matriculaciones se refiere. Y todo empezó hace solo siete años, cuando Carlos Sotelo, el CEO de la compañía y un apasionado de las dos ruedas —ha impulsado varios negocios relacionados con las motos y ha corrido el Paris-Dakar en varias ocasiones— decidió lanzarse a crear su propia marca. La empresa barcelonesa ha fabricado más de tres mil motocicletas en 2018, 2.083 de las cuales se han matriculado en territorio nacional.

«Uno de los principales responsables de este éxito ha sido Acciona Mobility, el servicio de motosharing de Acciona, que se ha hecho con 1.200 motos en el pasado ejercicio», pero también Molo o Scoot Networks son algunas de las empresas de motosharing que han confiado en la marca catalana. Como también lo ha hecho el segmento de flotas corporativas y servicios públicos. Un ejemplo de ello es la flota de motos eléctricas de Correos, a la que, entre 2016 y 2017, Silence entregó trescientas motos.

Con esta cifra de ventas, Silence representa más del 60% de la cuota de mercado en el segmento de las motocicletas eléctricas y le ha permitido cerrar 2018 triplicando la facturación, pasando de los cuatro a los catorce millones, crecimiento que desde la compañía auguran que seguirá siendo así con el lanzamiento de la S01, con la que pretende aumentar la producción y superar las siete mil unidades; con la ampliación de red comercial y apostando por la internacionalización.

El modelo valenciano de Next

Si Silence ya lleva siete años en el mercado, Next Electric Motors acaba de empezar su andadura. La entrega de las primeras unidades de su ciclomotor está prevista para el primer trimestre de 2019. Se trata del modelo NX1, la primera moto eléctrica desarrollada en la Comunitat Valenciana. «Queremos alcanzar las quinientas unidades vendidas a final de 2019», comentan desde la firma valenciana. Su objetivo es crear motos eléctricas que sean una alternativa real a las motos de gasolina.

«Buscamos que cualquier persona que quiera comprar una moto eléctrica lo pueda hacer sin barreras ni excusas. Por eso, nuestras motos tienen baterías extraíbles e intercambiables que se pueden recargar en cualquier enchufe convencional. Además, nuestro modelo de negocio online nos permite comercializarlas al mismo precio que una moto de gasolina equivalente, por lo que no es necesario esperar varios años hasta amortizar el coste extra que tienen actualmente los vehículos eléctricos con respecto a los de combustión».

Además, Next Electric Motors acaba de firmar un convenio de colaboración con Norauto por el que la multinacional de mantenimiento y reparación del automóvil pasa a ser taller oficial en España de sus motos eléctricas. De esta forma, los clientes que deseen adquirir uno de estos vehículos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente dispondrán de asistencia en los 86 autocentros de Norauto que en la actualidad hay en España.

Pero sus proyectos no acaban ahí y están desarrollando una maxiscooter eléctrica, con prestaciones similares a una moto de 125 cc de gasolina, para poder ser usada en trayectos interurbanos, que estará en el mercado en 2021. Una maxiscooter de altas prestaciones y alto valor añadido que, además, será la primera del sector en contar con tecnología Blockchain. Toda ella ha sido diseñada en Valencia y sus pre-series fabricadas en Barcelona, donde mantienen la unidad de acabados de prototipos, para dar paso a su industrialización en Sollana, junto al clúster del automóvil de Almussafes

Apoyo de Lanzadera a la movilidad sostenible

Para poner en marcha su proyecto contaron con el apoyo de Lanzadera, aceleradora e incubadora de startups perteneciente a Marina de Empresas e impulsada por Juan Roig. Next Electric Motors entró a formar parte del programa Garaje, que ayuda a emprendedores a desarrollar sus ideas. Desde Lanzadera destacan que apostaron por ellos porque «nos encontramos a un equipo muy bien formado en todas sus áreas de negocio y con conocimientos del sector, lo cual hizo fácil la selección». Lanzadera ha trabajado con Next Electric Motors para transformar una idea de negocio en una realidad, pasando por el desarrollo de las motos hasta la creación de una marca que tenga un encaje en el mercado y captando los primeros clientes.

Next Electric Motors no es el único proyecto de movilidad sostenible que está desarrollándose bajo el ala de Lanzadera. Esta incubadora valenciana también está trabajando con Wallboxok, fabricante de puntos de recarga para vehículos eléctricos en hogares y empresas.

«Hace seis años vimos una falta de soluciones que pudieran facilitar la instalación de puntos de recarga a unos precios razonables. Nos basamos, especialmente, en productos con muchas configuraciones diferentes y extras. Aportamos la posibilidad de tener siempre acceso a la configuración de los equipos y un precio competitivo, con puntos de recarga más fiables y eficaces disminuyendo el tiempo de recarga y reduciendo los costes», explica Victor Sanchis, Business Development Manager de Wallboxok.

En este caso, Wallboxok llegó a Lanzadera ya más madura. «Les hemos ayudado a poner orden en la empresa, definir bien sus procesos, crear nuevos métodos y entender muy bien a qué cliente se dirigen. En definitiva, como todas las startups, han crecido muy rápido y necesitaban poner un poco de orden para poder seguir creciendo con garantías», explican desde Lanzadera. En la actualidad facturan cien mil euros al mes, cuentan con un equipo de más de quince personas y están presentes en once países.

Otro proyecto surgido de la mano de Lanzadera es Green Urban Data, que a día de hoy es una empresa autosostenible con seis trabajadores, que ha desarrollado un software para facilitar la toma de decisiones y la priorización de estrategias contra el cambio climático. Son dos herramientas ágiles (SAAS Regulador de Temperatura y Rutas Saludables) de Green Urban Data que ahorran tiempo y ayudan a localizar, priorizar, medir y evaluar las actuaciones en la adaptación al cambio climático, dirigidas a ayuntamientos, consultoras y a la ciudadanía. Alejandro Carbonell y José Miguel Ferrer llegaron en una fase muy inicial a la incubadora, con un prototipo y sin apenas ventas…

«La clave fueron las personas que habían detrás y desde Lanzadera se les ha ayudado a pasar de un prototipo desarrollado con muy pocos recursos a tener una empresa rentable. Esto ha sido posible a través de nuestro mentoring personalizado, formaciones específicas, financiación y el ecosistema de Marina de Empresas». En estos momentos su software está presente en cinco ciudades.

Las características de la moto vasca

Y entre la experiencia de Silence y la novedad de Next Electric Motors se encuentra la empresa vasca Nuuk. Las primeras unidades de su moto eléctrica Rieju NUUK (de la que han hecho tres modelos Urban para la ciudad, Tracker que es todoterreno, y Cargo que está equipada con un baúl de hasta trescientos litros de capacidad), salieron de fábrica en noviembre del pasado año, con trescientas unidades vendidas a clientes profesionales y reservas de otros cincuenta particulares. Este modelo puede alcanzar los trescientos kilómetros de autonomía y ha sido ensamblada en las instalaciones de Rieju en Figueres (Girona).

El proyecto de la nueva motocicleta se ha llevado a cabo estrictamente con capital privado propio, sin ningún tipo de ayuda de las instituciones; «no queríamos un proyecto basado en subvenciones, porque conocemos otros que han fracasado», apunta Martín Calzada, gerente de NUUK.

Cuentan con la colaboración de los partners Bosch, que aportan todo el tren de potencia de la moto, incluyendo centralita, pantalla LCD, motor y baterías, y Rieju, que ensamblará las unidades en sus instalaciones y se encargará de su comercialización a los particulares en sus dos mil puntos de venta por toda Europa. Y ya planean su comercialización en Latinoamérica y Estados Unidos en 2019.

 

Por otro lado están trabajando en dos nuevos proyectos. Por una parte, un vehículo eléctrico de tres ruedas multiusos, que podrá emplearse para el transporte de pasajeros o mercancías, además de servicios de turismo, limpieza, mantenimiento urbano… Prevén que estará listo para principios de 2019; y ya tiene un pedido de cien unidades. El segundo proyecto es una nueva moto, «más pequeña y ligera, y un poco más económica», pensada para un público que quiere una moto de calidad, pero no pide tantas prestaciones como el cliente de la actual.

Clásicos renovados

A ellos se suman los diseños de dos clásicos de las dos ruedas: Torrot y Bultaco. En 2015, Iván Contreras decidió refundar la mítica marca de ciclomotores y bicicletas Torrot, con un nuevo modelo de visión y negocio. Hoy son el mayor fabricante de motos eléctricas del sur de Europa, exportan el 90% de su producción y están enfocados al mercado de las motos compartidas de la mano de Muving, una empresa de sharing que ofrece el alquiler de motos eléctricas por minutos.

Hicieron el plan piloto en Cádiz y hoy están en once ciudades españolas y Atlanta. Su modelo Muvi es un scooter eléctrico con baterías portátiles, plataforma de conectividad y tren de potencia Torrot, que tiene una autonomía de hasta cien kilómetros. Además han lanzado la moto de tres ruedas bajo cubierta o Velocípedo, la gran apuesta por la transformación de la movilidad urbana.

Por su parte Bultaco, la mítica marca española de motocicletas fundada por Paco Bultó en 1959 y que desapareció en 1983, ha resurgido con una gama de modelos completa y adaptada a cualquier terreno. Aunque en estos momentos están haciendo frente a un concurso de acreedores, la marca asegura que son optimistas y que el proyecto es sólido y el camino va a continuar, apuntando además que ya están en negociaciones con varios inversores que quieren apoyar financieramente la compañía.

Pese a que su precio es ligeramente más elevado que sus homólogas de combustión interna, la expectación que están generando estos diseños está abriendo el camino y con mucha mayor celeridad que los coches eléctricos. Además, las nuevas normativas de las grandes ciudades, sus prestaciones y su ahorro a medio-largo plazo en combustible y mantenimiento las hacen especialmente atractivas. Y aunque los modelos que provienen del gigante asiático son una gran competencia, cada vez son más las marcas españolas que triunfan en este mercado con un abanico de modelos cada vez mayor y más interesante.

El modelo modelo NX1 de Next Electric Motors será la primera moto eléctrica cien por cien valenciana. Con un diseño moderno y minimalista, sus características hacen que sea una opción muy interesante para moverse por la ciudad.

Tiene una distancia entre ruedas de 1.670 mm, 318 mm de anchura y una altura de asiento de 712 mm, prácticamente cualquiera puede conducirlo. Pesa solo 65 kilos, lo que le dota de una gran agilidad. Este ciclomotor eléctrico dispone de un motor Bosch 800W que se combina con dos tipos de batería de ión-litio, según la versión escogida.

La Next NX1 Standard cuenta con una autonomía de 60 kilómetros, mientras que la NX1 Powerpack incluirá dos baterías, por lo que duplica el alcance hasta los 120 kilómetros.

NUUK ha sacado adelante su proyecto estrictamente con capital privado propio, sin ningún tipo de ayuda de las instituciones y con la colaboración de dos partners, Bosch y Rieju.
Se comercializa en tres versiones: Urban (ideada para moverse por la ciudad), Tracker (más deportiva y tipo ‘offroad’) y Cargo (equipada con una maleta de gran capacidad para actividades profesionales).

Sobre la firma

Vicky Beneyto

Periodista. La economía y la empresa han sido, durante muchos años, el eje de mi carrera profesional. En la actualidad, siguen estando presentes, aunque he diversificado mucho los temas sobre los que escribo, desde avances médicos hasta turismo, pasando por la innovación y la sostenibilidad o el derecho. El Boletín, Economía 3, Valencia Plaza o Las Provincias son algunos de los medios de comunicación en los que he trabajado o colaborado.