Seleccionar página

Audi e-tron Sportback: deportividad eléctrica y tecnología de alto nivel

Audi e-tron Sportback: deportividad eléctrica y tecnología de alto nivel

Javier Millán Jaro / EFE | 

El Audi e-tron Sporback es la versión deportiva del primer eléctrico de la marca de los cuatro aros, el todocamino e-tron, frente al que ofrece una línea más dinámica y una tecnología en iluminación líder en su segmento.​

El Audi e-tron Sporback es la versión deportiva del primer eléctrico de la marca de los cuatro aros, el todocamino e-tron, frente al que ofrece una línea más dinámica y una tecnología en iluminación líder en su segmento. El e-tron Sportback mide 4,90 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,61 metros de alto (13 milímetros menos que el e-tron).

Su batalla es de 2,98 metros, lo que permite acomodar a cinco adultos y ofrecer un maletero trasero de 555 litros y otro delantero de 60 litros, debajo del capó, en el que van las herramientas y el cable de carga. La caída del techo es su mayor rasgo diferenciador respecto a su «hermano», el e-tron. Pero las mejoras aerodinámicas aplicadas también han dado sus frutos: el coeficiente aerodinámico del Sportback es 0,25, mientras que el del e-tron es de 0,28.

Audi e-tron Sportback 55 quattro, el más potente

El Audi e-tron Sportback 55 quattro equipa dos motores eléctricos (uno en cada eje) con una potencia de 360 CV y 561 Nm de par, con los que acelera de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 200 km/h. Si se pasa el selector de la transmisión automática de D a S y se pisa a fondo el pedal se activa el modo “boost», que eleva la potencia a 408 CV y 664 Nm de par durante ocho segundos, con lo que el paso de 0 a 100 km/h se reduce a 5,7 segundos. Lo hemos probado este martes en una ruta por la Comunidad de Madrid de unos 187 kilómetros y es muy efectivo a la hora de adelantar o de incorporarnos a vías rápidas.

La batería puede recargarse en media hora en un punto de hasta 150 kW

Para alimentar a ambos motores hay una batería de 86,5 kWh de capacidad neta bajo el habitáculo del coche que puede recargarse en las deceleraciones -hay tres intensidades accionables desde las levas del volante y permiten recuperar hasta el 30% de la autonomía- o en un enchufe: si es de corriente continua de hasta 150 kW en unos 30 minutos tendremos el 80% de la batería, si es de corriente alterna de 11 kW nos iremos a unas 14 horas.

Su autonomía es de hasta 447 kilómetros (30 km más que en el e-tron) y su consumo es de 26-22 kWh/100 km (ciclo WLTP), dependiendo del equipamiento elegido. En la prueba hemos obtenido 27,1 kWh/100 km.

La versión de acceso cuenta con 313 CV y 540 Nm de par

El Audi e-tron Sportback 50 quattro tiene 313 CV y 540 Nm de par, una batería de 64,7 kWh netos y una autonomía de hasta 347 km. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza los 190 Km/h. Admite cargas de hasta 120 kW (también en media hora obtiene el 80% de la batería) y de 11 kW (unas ocho horas). Su consumo es de 26,2-21,7 kWh/100 km. Para dosificar con seguridad la potencia, el e-tron sportback equipa de serie tracción total eléctrica «quattro», que reparte de forma muy eficaz el par motor de manera constante entre cada eje para garantizar un alto dinamismo en marcha y un agarre idóneo en cualquier superficie.

En la mayoría de los casos es el motor trasero el que propulsa al vehículo, pero, si se requiere más potencia de la que este puede suministrar, entra de forma automática el delantero, lo que también se puede producir si la electrónica del coche detecta deslizamientos en terrenos de baja adherencia o algún tipo de subviraje o sobreviraje en curvas a ritmo rápido sin que nos demos cuenta..

Si la tracción integral mantiene la trazada, de gran ayuda son también la dirección progresiva, el reparto de pesos, de casi el 50:50; los sistemas de frenos hidráulicos o la suspensión neumática adaptativa.

Vanguardia en tecnología

La tecnología y la conectividad también sobresalen en el e-tron Sportback con el MMI Navegación Plus (sugiere destinos basados en viajes anteriores y cuenta con información del tráfico en tiempo real), con los servicIos Car-to-X, el planificador de rutas o la Audi connect key (es opcional y convierte al móvil en la llave del coche). Además, con el sistema Functions on demand, el cliente puede adquirir nuevos servicios una vez adquirido el vehículo

El cuadro de instrumentos digital y personalizable puede ser de 12,3 pulgadas y el MMI touch response tiene dos pantallas: la superior, de 12,1 pulgadas, controla el sistema de infoentretenimiento, el teléfono o la navegación; y la inferior, de 8,6 pulgadas, se usa para introducir texto con el dedo o climatizar el habitáculo.

Sistema de iluminación Matrix led digital

Si la llegada del e-tron supuso toda una revolución por sus espejos retrovisores virtuales (sustituyen los tradicionales por una cámaras que proyectan las imágenes en unas pantallas oled en la parte alta de las puertas delanteras) , la del e-tron sportback será conocida por el sistema de iluminación Matrix led digital, que crea una especie de alfombra de luz de 50 metros que nos marca la trazada perfecta sin deslumbrar a otros vehículos. Tanto los espejos virtuales como el sistema Matrix led digital son opcionales. Sus precios respectivos son: 1.915 euros (para la versión básica, en las Advanced y S-line cuesta 1.480 euros) y 5.600 euros.

Según ha explicado la marca, se puede dar la circunstancia de que el conductor puede considerar interesante poder contar durante los meses de esquí con los Matrix led digital, lo que es posible con Functions on demanda. Otra ayuda a la conducción que también está disponible con esta fórmula es el de aparcamiento Audi Park Assist.

El Audi e-tron Sportback está disponible en dos versiones: Audi e-tron Sportback 50 quattro (desde 75.430 euros) y 55 quattro (desde 87.890 euros). Si se compara con las mismas motorizaciones del e-tron, el precio del Sportback es unos 12.640 euros superior.