Seleccionar página

IKEA, Volvo y Uber entre las empresas que piden a la UE que ponga fin a las ventas de automóviles de gasolina y diésel para 2035

IKEA, Volvo y Uber entre las empresas que piden a la UE que ponga fin a las ventas de automóviles de gasolina y diésel para 2035

Los legisladores de la UE deberían fijar una fecha de finalización para la venta de coches nuevos con motor de combustión en Europa a más tardar en 2035, según una iniciativa conjunta de 27 empresas entre las que se encuentran corporaciones como IKEA, Volvo o Uber, entre otros.

Esta declaración conjunta seguirá recabando apoyo para una eliminación antes de la revisión de las normas de CO2 de la UE para automóviles y furgonetas en junio.

Las empresas, que incluyen a IKEA Retail, Sky, Uber, Vattenfall y Volvo Cars, representan una amplia gama de industrias. Según las mismas, una fecha fija enviará una clara señal de inversión para los fabricantes de automóviles, las cadenas de suministro y los proveedores de infraestructura y permitirá a todas las empresas descarbonizar sus flotas de vehículos.

Los coches y furgonetas son responsables del 15% de todas las emisiones de CO2 de Europa y son la fuente más importante (26%) de emisiones de óxidos de nitrógeno tóxicos, que causan enfermedades crónicas y la muerte prematura de 54.000 europeos cada año. El petróleo cuesta a la economía europea más de 200.000 millones de euros al año en importaciones. Una encuesta reciente muestra que casi dos tercios de los residentes urbanos apoyan la prohibición de la venta de automóviles nuevos de gasolina y diésel en Europa después de 2030.

Anders Kärrberg , director de sostenibilidad global de Volvo Cars , afirma qye: “Al planificar convertirse en una empresa de automóviles totalmente eléctricos para 2030, Volvo Cars tiene la intención de marcar el ritmo en la transición hacia la movilidad sin emisiones dentro de nuestra industria. Pero también se necesita una dirección y un apoyo gubernamentales claros para acelerar esta transición. A este respecto, Volvo Cars se complace en sumarse a esta convocatoria de la Comisión Europea para proponer una fecha de finalización de las nuevas ventas de vehículos con motor de combustión interna dentro de la UE para 2035. También se necesitan medidas adicionales para aumentar la demanda de los consumidores de vehículos electrificados en la UE, incluidas el rápido desarrollo de una infraestructura de carga integral «.

Establecer un objetivo de CO2 para los fabricantes de vehículos en 0 gramos de CO2 / km para 2035 consagraría la eliminación gradual de los automóviles de gasolina y diésel, incluidos los híbridos, en la ley, dicen las compañías. La Comisión propondrá nuevos objetivos en junio como parte de su paquete legislativo “Apto para 55”, que tiene como objetivo encaminar a la UE para reducir las emisiones totales en al menos un 55% para 2030 y alcanzar emisiones netas cero para 2050. [ 2]

Para Anabel Díaz , gerente general regional para Europa, Oriente Medio y África de Uber: “Los objetivos ambiciosos de la UE son fundamentales para acelerar la adopción de vehículos eléctricos. Una eliminación para 2035 de todos los vehículos nuevos vendidos en Europa acelerará la disponibilidad de vehículos eléctricos nuevos y de segunda mano asequibles, eliminando uno de los obstáculos clave para los conductores de kilómetros altos, como los de la plataforma Uber, para hacer el cambio a los vehículos eléctricos. que tendrá un impacto enorme en el clima. El objetivo de eliminación de la UE y la cooperación de todo el ecosistema de vehículos eléctricos permitirán una transición más rápida hacia una movilidad más sostenible que Uber apoyó a través de sus propios objetivos de convertirse en un 50% eléctrico para 2025 en siete ciudades y 100% para 2030 en toda Europa «.

Los legisladores también deberían utilizar medidas europeas, nacionales y locales, en particular la ley de infraestructura de combustibles alternativos de la UE, para acelerar el despliegue de puntos de carga de vehículos eléctricos en todo el bloque, dicen las empresas. También agradecerían el apoyo a los fabricantes de vehículos y sus cadenas de suministro para invertir en nuevas habilidades para los trabajadores y planes de transformación regional para ayudar a garantizar que nadie se quede atrás en la transición hacia un transporte libre de emisiones. También se necesitan cambios en los impuestos para ayudar a los consumidores comunes, así como a las flotas de movilidad corporativa y urbana, a cambiar a los vehículos eléctricos.

Por último, Julia Poliscanova , directora senior de vehículos y movilidad en Transport & Environment declara que: “La electrificación de automóviles y camionetas es inevitable para el clima, los consumidores y la estrategia industrial de Europa. Las empresas ahora quieren claridad sobre la velocidad de la transición para planificar y prepararse. Solo los legisladores de la UE pueden proporcionarlo nombrando la fecha de finalización de las ventas de automóviles y camionetas con motor de combustión «.

Empresas que se han sumado

Las empresas que se han sumado a la convocatoria abierta a partir del 26 de abril de 2021 son: 
Allego, Ample, Arrival, Chargepoint, Coca-Cola European Partners, Electreon, Enel X, EV Box, Fastned, Greenway, Iberdrola, IKEA Retail, LeasePlan , Leclanché, Li-cycle, Lime, Metro AG, Novamont, Novo Nordisk, SAP Labs en Francia, Schneider Electric, Sky, Uber, Vattenfall, Verkor, Volvo Cars, Vulcan Energy.

Las organizaciones que se han sumado a la convocatoria abierta son: AVERE, Drive Electric, EGEC Geothermal, European Public Health Alliance (EPHA) y ShareAction.