Europa, primer continente que declara la emergencia climática y ambiental