Seleccionar página

Nissan aumenta la producción en Barcelona de su furgoneta eléctrica e-NV200

Nissan aumenta la producción en Barcelona de su furgoneta eléctrica e-NV200

Nissan Motor Ibérica ha decidido impulsar la producción de su furgoneta eléctrica e-NV200 en Barcelona. La compañía, una de las pioneras en la fabricación de vehículos 100% eléctricos, ha retomado la actividad esta semana con un aumento en el ritmo de producción de este vehículo, hasta alcanzar las 79 unidades diarias. En los siete primeros meses de 2019, Nissan ya ha fabricado más de 7.000 furgonetas e-NV200, lo que representa un incremento del 126% en relación al mismo período del año anterior y mil unidades más que las ensambladas durante todo 2018.

Para poder hacer frente a este aumento de la actividad, Nissan ha aprovechado el parón estival para aumentar la capacidad de la planta de baterías, situada dentro de la planta de la Zona Franca, que una vez completada, después de Navidad, aumentará un 50% la capacidad de ensamblaje de baterías. Es la segunda vez en menos de un año que Nissan decide ampliar esta infraestructura, abriendo así nuevas oportunidades para nuevos crecimientos de la producción en el futuro.

Los nuevos planes comportarán la introducción de un tercer turno productivo en la planta de baterías, que comenzará a implementarse en septiembre. Además, desde este mes de septiembre hasta diciembre 2019, la compañía convocará varios sábados de trabajo para dar respuesta a este aumento de la demanda.

Nissan Motor Ibérica aumenta de nuevo la producción de la furgoneta 100% eléctrica e-NV200 en Barcelona

Actualmente la batería de 40kWh de la e-NV200 ofrece una autonomía de hasta 280 kilómetros, lo que supone un aumento del 60% respecto a la versión anterior versión, que contaba con una batería de 24kWh. Estas características han permitido que esta furgoneta cero emisiones haya tenido una buena acogida por los clientes. En España, la furgoneta e-NV200 es líder en su segmento con una cuota del 42% del mercado en el primer semestre de 2019. Casi una de cada dos furgonetas eléctricas vendidas en España en este periodo fue una Nissan e-NV200. Además, fue el vehículo comercial ligero de cero emisiones más vendido en 10 mercados europeos el año pasado, incluyendo España, Reino Unido, Italia, Noruega y Países Bajos.

Aún así, futuro incierto

Este incremento en la producción de furgonetas eléctricas —poco significativas si las comparamos con el global de producción de este tipo de vehículos— da una dosis de optimismo a la planta de la Zona Franca de Barcelona, cuyo futuro sigue siendo incierto. La compañía mantiene un ERE sobre 600 trabajadores, el 20% de la plantilla, y mantiene la producción de la planta por debajo de su capacidad. Esto se suma al cese de actividad en la fabricación de vehículos de la factoría de Nissan en Ávila, de la que el pasado 9 de agosto salió el último camión, un NT400 Cabstar, de la cadena de montaje. Esta factoría ha cambiado sus objetivos de producción y desde los primeros días de septiembre, cuando reanude plenamente su actividad, se dedicará a la fabricación y distribución de piezas, recambios y componentes para vehículos de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.