Seleccionar página

QEV Technologies, de la competición a la electrificación de autobuses en Filipinas

QEV Technologies, de la competición a la electrificación de autobuses en Filipinas

Lo que comenzó como un ambicioso proyecto final de carrera de un grupo de estudiantes de ingeniería industrial allá por 1999, la empresa QEV Technologies es, 20 años después, una empresa puntera que, según sus fundadores sueña con «cambiar el mundo mediante la tecnología eléctrica».

Aquel proyecto consistió en la fabricación el primer coche solar español y ponerlo a prueba en Australia, compitiendo en la carrera más famosa de coches solares de la época. Todos estos años después, sus integrantes suman más de 1800 carreras de experiencia en campeonatos como la Fórmula E, Mundial de Turismos o Mundial de Rallyes, entre otros, donde han conseguido más de 300 victorias y nada menos que 10 títulos absolutos.

La actividad principal de esta empresa con sede en Montmeló es el diseño, construcción y homologación de vehículos eléctricos, al mismo tiempo que dedica parte de sus esfuerzos a la competición. En las pistas se encarga de la gestión de equipos de carreras, de proveer servicios de electromovilidad, de desarrollar desde cero vehículos cien por cien eléctricos —desde el boceto hasta la homologación— y de la fabricación de kits para electrificar vehículos de combustión… entre otros muchos proyectos. El “círculo” se cierra con un potente programa de formación de ingenieros y técnicos expertos en automoción eléctrica y competición.

De la competición a la electrificación de los «jeepneys» filipinos

El medio de transporte más utilizado en Filipinas es el Jeepney, un pequeño autobús de pasajeros que se ha convertido en todo un símbolo de este país asiático. Llamativo por sus extravagantes y sorprendentes decoraciones, este automóvil -originalmente basado en un Jeep Willys- equipa en su interior una mecánica primitiva que recorre a diario no menos de 100 km, consumiendo aproximadamente 20 litros de diésel y emitiendo miles de toneladas de CO2 a la atmósfera. Solo en la capital de Filipinas, Manila, hay 70.000 Jeepneys en circulación y se calcula que son más de 300.000 en todo el país.

Como solución a este problema ambiental, QEV Tech ha diseñado y desarrollado en su sede de Barcelona un kit (llamado Astrokit) para convertir los Jeepney en autobuses cien por cien eléctricos. Este sistema sustituye el motor de combustión convencional por uno eléctrico, e incluye caja de cambios, inversor sistema de refrigeración, baterías, electrónica y todos los componentes necesarios para convertirlo en un vehículo totalmente funcional. El kit puede ser montado fácilmente en varios tipos de minibús e incluso se puede fabricar uno desde cero con él. Actualmente se encuentra en fase de desarrollo un kit para autobuses de mayores dimensiones. Tras el éxito conseguido en Filipinas, el proyecto podría extenderse a otros países con formas de movilidad similares. Es el concepto Racing to Road.

También detrás del resurgir de Hispano Suiza

Hispano Suiza ha regresado a la industria automóvil con un nuevo vehículo, 100% eléctrico, que ha sido diseñado, desarrollado y fabricado por QEV Tech en Barcelona. Se trata de un automóvil diseñado bajo la batuta de Francesc Arenas, director de diseño de QEV Tech, que está inspirado en el Hispano Suiza Dubonnet Xenia de 1938. Esto hace a la marca española conservar su histórico ADN y adaptarse a los nuevos tiempos.

Este hiperdeportivo de 1.019 CV de potencia ha sido creado con el objetivo de ofrecer una experiencia de conducción excepcional y lujosa. El modelo está fabricado sobre un monocasco de fibra de carbono súper rígido y está propulsado por dos motores síncronos de magnetización permanente de 375 kW, uno para cada rueda trasera.  El paquete de baterías, compuesto por 700 celdas, ha sido diseñado y fabricado por QEV Tech, e incluye un sistema completo de control de temperatura para asegurar que las celdas puedan funcionar de manera óptima. El sistema de control de batería asegura un rendimiento estable de carga y descarga, y proporciona las estrategias de seguridad necesarias para una arquitectura de 750 V.

El modelo ofrece unas prestaciones espectaculares: alcanza los 100 km/h en menos de tres segundos y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Se fabricarán un total de 19 unidades, todas ellas en la sede de QEV Tech en Montmeló.

De las carreras a la carretera

La empresa española, como partner técnico del equipo China Racing de la Fórmula E, contribuyó en la temporada 2014/2015 —la primera de la historia del campeonato— a la consecución del título de pilotos por parte de Nelson Piquet Jr. Desde la segunda temporada de la Fórmula E, QEV Tech ha estado detrás de la gestión técnica del equipo Mahindra Racing.

QEV Tech se ha encargado del desarrollo de toda la tecnología del vehículo, capaz de competir durante 45 minutos sin recargar sus baterías. Así mismo, ha desarrollado el motor, sistema de refrigeración, suspensión trasera, inversor… siguiendo el exigente reglamento técnico de la FIA. Durante este periodo, Mahindra Racing ha logrado cuatro victorias y se ha convertido en uno de los equipos más fuertes del campeonato.

Más allá de la Fórmula E, QEV Tech está involucrado en la creación de nuevos modelos de competición. Entre otros proyectos, se ha encargado de la adaptación a la normativa de seguridad de competición de la FIA de un Tesla Model S de calle y desarrollo aerodinámico del vehículo. Este modelo estaría a día de hoy preparado para competir, después de haber superado los “Crash Test” obligatorios. Así mismo, QEV Tech ha asesorado a CUPRA Racing en el desarrollo del CUPRA E-Racer, el primer turismo de competición que próximamente correrá en el nuevo campeonato eléctrico de turismos ETCR.