Seleccionar página

Primer mes de las nuevas normas para el patinete: comienzan las sanciones

Primer mes de las nuevas normas para el patinete: comienzan las sanciones

Hace algo más de un mes entró en vigor la normativa estatal para el uso del patinete, al que se le han vetado las aceras y zonas peatones y circular a más de 25 km/h. Los grandes ayuntamientos han empezado a aplicarla y a imponer sanciones a un vehículo que ha llegado a sus calles para quedarse.

Fue el 2 de enero cuando ya pudo a empezar a aplicarse una norma que obliga a todo aquel que circule en patinete eléctrico a cumplir las normas de tráfico como cualquier otro conductor e, incluso, puede ser sometido a la prueba de alcoholemia.

Quedan algunos aspectos más que negociar sobre estos Vehículos de Movilidad Personal (VMP), como la necesidad o no de un seguro obligatorio, entre otros.

Siniestralidad: 908 accidentes en 2019, cinco fallecidos

La Dirección General de Tráfico (DGT) aún no tiene cerrados los datos de la siniestralidad de estos vehículos de 2020, que está analizando. Sí ofrece a Efe las cifras de 2019, cuando tanto en vías urbanas como interurbanas se produjeron 908 accidentes con víctimas, de las que cinco fallecieron.

Estos accidentes mortales tuvieron lugar en Toledo, Tenerife, Castellón, Baleares y Alicante.

Mientras, 137 personas tuvieron que ser hospitalizadas en esos siniestros, que provocaron otros 798 heridos que no necesitaron ingreso.

Foto: Kike Taberner

«Es un vehículo que ha venido para quedarse en las ciudades y es necesario que se conozcan y se respeten las normas», subrayan fuentes de la DGT, que recuerdan que las calzadas son finitas y los distintos usuarios tienen que compartir un mismo espacio.

Y es que «el respeto es esencial para una correcta convivencia en la forma de desplazarnos», concluyen las fuentes del departamento que dirige Pere Navarro.

Hemos recabado datos de algunos ayuntamientos sobre la aplicación de la norma y las primeras multas.


València

En Valencia, la nueva normativa de la DGT no ha supuesto cambios ya que su ordenanza de movilidad ya prohibía a los patinetes circular por las aceras y por zonas de uso exclusivo para peatones,  aunque sí pueden ir por zonas peatonalizadas y de uso compartido como la plaza del Ayuntamiento.

Fuentes de la Policía Local de la capital valenciana han indicado a Efe que «mayoritariamente» los usuarios de patinetes cumplen la normativa y durante el mes de enero se han impuesto un total de 70 sanciones, principalmente por saltarse el semáforo en rojo, circular por las aceras, no llevar casco o usar auriculares.


Barcelona

La regulación de la DGT solo ha supuesto añadir o modificar algunos puntos de la normativa del Ayuntamiento de Barcelona, aprobada en 2017, como la prohibición de circular por la acera y áreas exclusivas para peatones, así como llevar un solo pasajero.

A raíz de la entrada en vigor de la nueva normativa, la Guardia Urbana intensificó los controles y durante enero puso 1.736 multas por infracciones de vehículos de movilidad personal -patinetes eléctricos y «segways»-, frente a las 712 del mismo mes del año anterior, según ha informado a Efe este cuerpo policial.

La mayoría de las denuncias fueron por saltarse semáforos y circular por aceras.

Sólo en la semana del 18 al 24 de enero, las sanciones a los usuarios de patinetes también fue superior a la media mensual. Así, en esos siete días se interpusieron 316 multas por circular por la acera.

Los otros grandes motivos de sanción esa semana fueron cruzar con el semáforo en rojo (249), conducir con auriculares (223) y estacionar en espacios reservados (25), por los que ya se multaba en Barcelona antes de la regulación de Tráfico.

La actuación más sonada fue la denuncia de un hombre que circulaba en patinete eléctrico por la ronda Litoral, una vía rápida donde lo tiene prohibido.

Durante 2020, la Guardia interpuso 8.492 denuncias, unas 700 al mes, a usuarios de vehículos de movilidad personal, casi todas por circulación de riesgo o por ir por zonas prohibidas.


Madrid

En Madrid los cambios han sido mínimos, dado que la normativa municipal vigente desde el 24 de octubre de 2018 ya reproduce a grandes rasgos el decreto estatal.

Ya entonces se prohibió a los patinetes eléctricos el tránsito por las aceras, permitido exclusivamente a patinetes sin motor, monopatines y patines, y sin poder superar los 5 kilómetros por hora.

Los patinetes eléctricos pueden circular en la capital por ciclocalles, carriles bici y por las vías en cuyos carriles la velocidad máxima de circulación sea de 30 kilómetros por hora, siempre que la anchura del vehículo lo permita en condiciones de seguridad.

La única modificación introducida por el texto estatal, por tanto, es la reducción de la velocidad máxima permitida específicamente a los patinetes de 30 a 25 kilómetros por hora.

Una novedad en Madrid este 2021 ha sido incluir a los controladores de las zonas con parquímetro entre las autoridades que pueden multar el aparcamiento de patinetes en aceras u otros lugares no permitidos.

Desde octubre de 2018, cuando la norma municipal entró en vigor, los agentes de movilidad del Ayuntamiento han puesto 1.407 multas por estacionamiento antirreglamentario: 218 en 2018, 516 en 2019 y 673 en 2020.

Por parte de la Policía Municipal, indican a Efe fuentes del cuerpo, en 2020 se pusieron un total de 939 multas a patinetes.

Entre los motivos, el más frecuente fue estacionarlo en lugar no permitido o de forma antirreglamentaria, seguido de circular con el patinete por zona no permitida, circular con auriculares, y circular por la acera a velocidad superior a la del paso de los peatones.

Actualmente, 14 empresas tienen autorización para operar por la ciudad, que tienen desplegados cerca de 5.000 patinetes.


Zaragoza

La nueva normativa de la DGT no ha afectado en Zaragoza, que cuenta con una ordenanza propia desde hace casi dos años. «No ha habido un cambio sustancial en cuanto al comportamiento de los usuarios de patinetes», han indicado a Efe desde el ayuntamiento de la capital aragonesa.

La ordenanza municipal reguladora de los vehículos de movilidad personal, aprobada en abril de 2019, ya estableció la prohibición de los patinetes de circular por las aceras.

Sí permite que la circulación de estos vehículos por los carriles bici, las vías pacificadas (todas las de que tienen un solo carril) y los ciclocarriles (carriles en vías de más de un carril con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora y de los que hay 70 kilómetros en servicio).

Ahora, ante la intención de la DGT de prohibir el estacionamiento de motos, bicis y patinetes en las aceras, el ayuntamiento trabaja en habilitar una red de aparcamientos en calzada para estos vehículos y tener así preparada la ciudad cuando se apruebe esta medida.

Además, también trabaja en la actualización de la ordenanza municipal de tráfico, que data de 2005, para incluir en ella todos estos nuevos elementos y los nuevos criterios de movilidad.


Málaga

La población malagueña, por norma general, «está cumpliendo» la nueva ordenanza de Movilidad de la ciudad, resalta a Efe el concejal de Movilidad del Ayuntamiento, José del Río, aunque ya se han visto implicados cuatro Vehículos de Movilidad Personal en accidentes, según fuentes del consistorio.

La nueva normativa comenzó el 21 de enero en la ciudad malagueña y durante los primeros diez días –hasta febrero- los agentes de Policía Local realizaron una labor informativa a los usuarios de estos vehículos.

Sin embargo, fuentes del Ayuntamiento afirman a Efe que ya se han puesto 22 multas a usuarios de los VMP, la mayoría de ellas por circular por las aceras, durante las jornadas de lunes y martes, además de sanciones a 34 usuarios de bicicletas por el mismo motivo.


Bilbao

Un total de 13 sanciones a conductores de patinetes por el mal uso de estos vehículos ha impuesto la Policía Municipal de Bilbao en el primer mes de entrada en vigor de la normativa.