Seleccionar página

50 años del primer (y encantador) coche eléctrico de Suzuki

50 años del primer (y encantador) coche eléctrico de Suzuki

Pasada la Segunda Guerra Mundial, Japón estaba en ruinas. Así que su proceso de motorización tras la contienda tuvo que hacerse con coches de pequeño tamaño y económicos. Al igual que en Europa surgieron coches populares de tamaño contenido (Citroën 2CV, Volkswagen Beetle, BMW Isetta, Fiat 500, Trabant…). Japón puso en marcha unas normativas para limitar el tamaño y la potencia de los coches de tipo utilitario, que dio lugar a una tradición de coches pequeños (y encantadores) denominados Kei Cars.

En ese camino, la firma japonesa Suzuki participó con  una larga tradición en la in investigación de nuevas fuentes de energía y sistemas de propulsión. La marca desarrolló su primer coche eléctrico hace 50 años, fue el primer fabricante del mundo que instaló un motor de hidrógeno en un coche; y ha sido pionera en el uso del hidrógeno y en la hibridación ligera, democratizando esta tecnología y llevándola a todos los públicos.

Suzuki siempre se ha caracterizado por desarrollar automóviles fiables y de bajo consumo. Su plan ‘Suzuki Environmental Plan 2020’, incluye el desarrollo de nuevos vehículos electrificados; y del principio de construcción inteligente ‘Suzuki Green Technology’, con tecnologías como el downsizing, la optimización aerodinámica y el uso de materiales ligeros.

Menos conocida por el gran público es la constante investigación de la compañía en nuevas fuentes de energía y sistemas de propulsión. A continuación repasamos los principales hitos en esta materia, a través de una serie de automóviles pioneros.

Suzuki Carry Van Electric (1970): el primer monovolúmen eléctrico

El Carry Van (L40V) Electric era una versión eléctrica del genial monovolumen ultracompacto diseñado por Giorgetto Giugiaro, un vehículo con una extraordinaria capacidad interior para sus contenidas dimensiones (2.990 mm. de longitud para cumplir con la legislación Kei Car japonesa). Sus formas simétricas, puertas correderas y amplia superficie acristalada han convertido a la cuarta generación del Suzuki Carry en un icono del diseño.

La versión eléctrica del Carry se diseñó para patrullar el recinto de la Exposición Universal de Osaka de 1970. Fiel al espíritu futurista de la época, en el pliego de condiciones de su desarrollo se primaba una marcha silenciosa y sin humos, un tamaño compacto y una gran capacidad interior. Se entregaron 10 unidades a la organización del evento, que cumplieron su cometido sin problemas.

Suzuki consiguió mantener el habitáculo intacto, ubicando la batería (desarrollada por Yuasa) y el motor eléctrico por debajo del suelo del vehículo, una configuración que se adelantó a su época. El motor, de 60V y 4,6 kW, impulsaba al Carry Van Electric hasta 45 km/h y este vehículo disponía de una autonomía de 50 kilómetros. Parecen prestaciones muy cortas, pero lo cierto es que con su motor de gasolina refrigerado por aire de 2 tiempos y 2 cilindros tampoco daba para mucho más.

Otros hitos: el primer coche de hidrógeno del mundo (1979)

Suzuki mostró su espíritu pionero y sostenible en 1979 con el primer automóvil del mundo con un motor alimentado por hidrógeno. Desarrollado en conjunto con el Musashi Institute of Technology sobre la base de un Suzuki Cervo, el Suzuki LH2 montaba un motor tricilíndrico de dos tiempos y 539 cm3 alimentado con hidrógeno líquido.

Suzuki LH2

Con el uso de este combustible se aumentaba el rendimiento y la eficiencia de este propulsor, además de reducir en un 60% las emisiones de NOx. El Suzuki LH2 ofrecía una autonomía de 400 kilómetros y una velocidad máxima de 118 km/h.

Suzuki MR Wagon-FCV (2001-2004) y SX4 FCV (2008): pila de combustible

Suzuki ha desarrollado automóviles de pila de combustible, en colaboración con General Motors, desde el año 2001. Primero con los mini-coches MR Wagon-FCV y Wagon R-FCV; y más tarde con el SX4-FCV, uno de los primeros coches con esta tecnología que recibió la autorización del Ministerio de Transportes de Japón para rodar por carreteras públicas. El Suzuki SX4-FCV estuvo presente en el área de exhibiciones y pruebas de la 34º Cumbre del G8 en Hokkaido Toyako.

Suzuki SX4 FCV

El SX4-FCV dispone de una pila de combustible de alto rendimiento (83 kW) con un tanque de hidrógeno de alta presión (70MPa) y un condensador ligero y compacto, que recupera energía en fases de frenada y la aplica en fases de aceleración. Con u8n motor síncrono eléctrico, este modelo desarrolla una potencia máxima de 68 kW y alcanza una velocidad máxima de 150 kilómetros por hora, con una autonomía de 250 kilómetros.