Seleccionar página

El eléctrico Ioniq 5 llegará en el primer semestre con autonomía de 480 km

El eléctrico Ioniq 5 llegará en el primer semestre con autonomía de 480 km

El Ioniq 5, el primer vehículo de la nueva gama eléctrica del fabricante surcoreano Hyundai, podrá elegirse con dos baterías diferentes (de 58 o 72,6 kWH), con tracción delantera o trasera y con una autonomía máxima que se situará entre los 470 y los 480 km (pendiente de homologación) .

Presentado por la marca en un evento digital, el Ioniq es un cinco puertas con diseño de SUV coupé, que mide 4,63 metros de largo, 1,89 metros de ancho y 1,60 metros de altura, con una batalla de 3 metros. Para su fabricación se emplea la plataforma E-GMP.

Estará disponible en varias regiones del mundo durante el primer semestre de 2021 y, para el fabricante surcoreano, evoca la actitud «atrevida» del Hyundai Pony, el primer coche de producción de la compañía; aunque está inspirado en el prototipo «45» EV que Hyundai presentó en el Salón internacional del automóvil de Alemania en 2019.

La batería estándar es la de 58 kW y puede tener dos configuraciones: tracción trasera 2WD (con un motor de 125 kW y un par de 350 Nm, con el que acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos) o total 4WD ( el propulsor delantero eroga 53 kW y el trasero 120 kW. Pasa de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos).

La batería de autonomía extendida de 72,6 kWh (77,4 kWh para Norteamérica) también tiene la opción de 2WD (160 kW y 7,4 segundos de 0 a 100 km/h) o 4WD (70 kW delante y 155 kW detrás y 5,2 segundos para llegar a 100 km/h). En las cuatro variantes la velocidad máxima es de 185 km/h.

Puede suportar cargas de 400 V (es la habitual en los eléctricos) y de 800 V (de eléctricos de altas prestaciones) sin adaptadores adicionales, lo que le permite recargaren un punto público rápido de 350 kW del 10 al 80 % la batería en 18 minutos y conseguir en 5 minutos unos 100 kilómetros de autonomía (según el ciclo WLTP).

El Ioniq 5 también tiene un enchufe bajo la segunda fila de asientos que permite, tanto en movimiento como en parado, utilizar la energía acumulada en su batería para alimentar o cargar (hasta 3,6 kW de potencia) dispositivos eléctricos. Es la denominada función V2L y, según Hyundai, puede ser usado para bicicletas o patines eléctricos, así como para equipos de acampada.

Exteriormente destaca por líneas limpias y fluidas, en las que destacan los tiradores de las puertas escamoteables, un capó tipo concha para mejorar la aerodinámica, faros delanteros alargados y estrechos o las llantas aerodinámicas de 20 pulgadas (las más grandes equipadas hasta ahora por Hyundai en un eléctrico).

En el interior se ha desarrollado el concepto espacio viviente (living Space) que se caracteriza por una consola central móvil (universal island) que puede deslizarse hacia la parte trasera hasta 140 milímetros, lo que permite un mayor libertad de movimiento de los pasajeros, a lo que también contribuye el que la batería va colocada en el piso y ofrece un suelo plano.

Muchos de los elementos -asientos, revestimiento del techo o tapicerías de las puertas- utilizan materiales ecológicos (como botellas PET reciclables).