Seleccionar página

Se desploma el uso de transporte público y aumenta el uso de vehículos individuales

Se desploma el uso de transporte público y aumenta el uso de vehículos individuales

El desafío por una movilidad sostenible es una preocupación cada vez más asentada entre los conductores españoles que, además de demandar mayor formación en seguridad vial, muestran su preocupación por una movilidad más eficiente y cero emisiones.

Según los resultados del IX estudio «Españoles ante la Nueva Movilidad«, basado en una encuesta a 1.500 ciudadanos durante el mes de septiembre en España, refleja importantes cambios en la movilidad. Se ha notado el efecto de la pandemia en el uso de vehículos individuales, pero también de los más sostenibles.

Crece significativamente el uso diario o semanal de la bicicleta —8 puntos más que en el estudio anterior— y pasa a ser vehículo preferido por el 28% de los encuestados. Pasa lo mismo con la motocicleta, que, preferida por el 23%, crece también 5 puntos. El 9% se desplaza en patinete y crece también 4 puntos.

Evidentemente el gran perjudicado ha sido el transporte público, usado por el 33% de los encuestados, cae 4 puntos respecto al estudio anterior.

Apoyo a las ciudades sostenibles

Para los autores del estudio los ciudadanos demandan medidas que contribuyan a hacer el espacio público un lugar habitable, en los que peatones y vehículos puedan convivir en armonía. En este sentido, las medidas que experimentan un mayor incremento en su respaldo respecto al pasado año son aquellas que tienen que ver con el protagonismo del peatón en el ámbito urbano. Así, un 67% (+15%) señaló la necesidad de apostar decididamente por la peatonalización de más calles en el centro de las ciudades, mientras que un 64% (+16%) cree imprescindible reducir la velocidad en los accesos y en el interior de las grandes urbes.

A la hora de comprar, mejor eléctricos

Los ciudadanos que manifestaron intención de compra de coche durante el próximo año apostaron mayoritariamente por vehículos de bajas emisiones entre sus preferencias, liderando los modelos híbridos (24%) seguidos de los híbridos enchufables (10%) y los eléctricos (8%). En el caso de las motos, el 25% de los encuestados con intención de compra en los próximos 12 meses reconocieron su interés en un modelo 100% eléctrico.

Crece la incertidumbre

Sin embargo, la situación actual refleja un panorama de incertidumbre entre los ciudadanos que el estudio confirma: hoy uno de cada cuatro españoles (23%) no sabe qué tipo de vehículo comprar en los próximos 12 meses -14 puntos más que en 2019-, un porcentaje que crece hasta el 31% de los que incluso manifiestan que aplazarán la compra “hasta tener más clara su decisión”.

También se incrementa, en este sentido, el porcentaje de españoles dispuestos a prescindir de su automóvil privado en los próximos dos años hasta un 17%, una cifra que se dispara hasta el 27% en el área metropolitana de Barcelona y hasta el 25% en la de Madrid en el caso de menores de 35 años.

Vehículos eléctricos

  • Los ciudadanos cada vez conocen más las particularidades de los vehiculos eléctricos. 7 de cada 10 encuestados reconoce las diferencias entre un vehículo eléctrico, uno híbrido y uno híbrido enchufable (10 puntos porcentuales más que en 2019).
  • Cerca de la mitad (46%) asegura tener suficiente con 200km de autonomía y hasta un 65% con 300km reconoce que cubriría sus necesidades de desplazamiento.
  • Por primera vez, la falta de una infraestructura de recarga suficiente (28%) es la principal razón por encima del precio (27%) que los encuestados apuntan para explicar la escasa penetración de este tipo de vehículos entre los compradores.

Eléctricos preferidos

Tesla y Volvo, marcas más valoradas por los españoles. La marca automovilística norteamericana aparece como el fabricante que mejor consideración tiene en cuanto a su compromiso medioambiental y desarrollo tecnológico para el 27% y 23% de los españoles, respectivamente. Le sigue Toyota con el 13% de las menciones por parte de los encuestados.

Volvo, por su parte, lidera un año más la clasificación de marcas referente en el mercado en lo que a seguridad se refiere. Un 18% de los españoles reconoce a la marca sueca como el fabricante que produce los vehículos más seguros, mientras que el 13% elige a Mercedes-Benz, y un 11% a la también alemana Audi.