Seleccionar página

Nissan, E.ON Drive y el Imperial College resaltan el ahorro de la tecnología Vehicle-to-Grid

Nissan, E.ON Drive y el Imperial College resaltan el ahorro de la tecnología Vehicle-to-Grid

Un Libro Blanco publicado recientemente, resultado de una importante colaboración entre el fabricante de automóviles Nissan, E.ON Drive y el Imperial College London, estudia cómo la capacidad de carga bidireccional de los vehículos eléctricos podría contribuir a reducir las emisiones y a alcanzar objetivos a largo plazo en relación con el cambio climático.

Este Libro Blanco incluye recomendaciones de apoyo y pide la introducción de incentivos para acelerar la adopción generalizada de sistemas de carga Vehicle-to-grid (V2G), que permitan acelerar sus ventajas.

También aborda algunos de los retos que se presentarán durante las primeras etapas de la tecnología V2G, en particular en lo que respecta a la creación de un caso empresarial fiable en el contexto de la evolución de los mercados energéticos y la regulación.

Nissan, E.ON Drive y el Imperial College resaltan el ahorro de emisiones y las ventajas económicas de la tecnología Vehicle-to-Grid

Nissan, E.ON Drive y el Imperial College son socios en un proyecto V2G de flotas comerciales, conocido como e4Future, cuyo objetivo es demostrar cómo las furgonetas y los coches eléctricos pueden ofrecer apoyo a la red eléctrica del Reino Unido y proporcionar una solución rentable y sostenible para las flotas de empresa.

El proyecto e4Future forma parte del concurso V2G, financiado por el Departamento de Empresa, Energía y Estrategia Industrial (BEIS) y la Oficina de Vehículos de Cero Emisiones (OZEV), en colaboración con Innovate UK, que forma parte de Investigación e Innovación del Reino Unido.

La publicación del Libro Blanco llega tras las noticias surgidas en agosto relativas a la primera prueba V2G a gran escala con 20 cargadores instalados en el Centro Técnico Europeo de Nissan en Cranfield.

Andrew Humberstone, director general de Nissan Motor GB, ha declarado: «La tecnología Vehicle-to-grid tiene un enorme potencial para conseguir grandes ahorros, tanto en términos financieros para los operadores del sistema eléctrico y las flotas de vehículos, como en términos medioambientales, al reducir significativamente las emisiones de CO2 en toda la red eléctrica del Reino Unido. Nissan está a la vanguardia de los proyectos para hacer realidad este potencial».

Tecnología Vehicle-to-Grid

La tecnología V2G permite que la electricidad fluya en ambas direcciones entre las baterías de los vehículos eléctricos y la red eléctrica, lo que permite que la energía almacenada en la batería se venda de nuevo a la red cuando la demanda de energía es elevada. Los vehículos pueden recargarse cuando la demanda es menor o cuando la generación de energía renovable es elevada, reduciendo así la dependencia de la generación basada en combustibles fósiles y aportando a la tecnología V2G un papel importante en la reducción de las emisiones de carbono. También puede liberar capacidad de las redes eléctricas que distribuyen energía a todo el país.

Nissan, E.ON Drive y el Imperial College resaltan el ahorro de emisiones y las ventajas económicas de la tecnología Vehicle-to-Grid

Los vehículos de flota suelen ser especialmente adecuados para las aplicaciones V2G, debido en gran parte a las pautas de uso regulares y previsibles, y al hecho de que a menudo regresan a la base al final de la jornada laboral, donde permanecen inactivos durante la noche. Este hecho ofrece las condiciones perfectas para que la tecnología V2G use la energía almacenada en sus baterías, antes de asegurarse de que los vehículos estén totalmente cargados y listos para ser utilizados de nuevo a la mañana siguiente.

Ideas clave

El Libro Blanco indica que la tecnología V2G podría ofrecer los siguientes beneficios:

  • El potencial de reducción de las emisiones de carbono del sistema energético a tan solo 243 g de CO2/km.
  • Un ahorro en los costes operativos del sistema energético de hasta 12.000 libras esterlinas anuales por vehículo eléctrico y reducción de CO2 de aproximadamente 60 toneladas anuales por vehículo eléctrico.
  • Los beneficios anuales de la carga V2G de la flota podrían oscilar entre 700 y 1.250 libras por vehículo.

El profesor Goran Strbac, presidente de Sistemas de Energía Eléctrica del Imperial College de Londres, ha comentado: «Nuestra investigación ha demostrado que la tecnología V2G puede ofrecer beneficios económicos muy sustanciales para el sistema energético, además de reducir las emisiones de carbono. Este hallazgo reveló que la flexibilidad adicional que proporcionan las flotas V2G puede mejorar considerablemente la eficiencia del sistema y reducir la inversión en una nueva generación baja en carbono, al tiempo que se cumplen los objetivos nacionales de descarbonización».

Para obtener más información sobre cómo pueden participar las empresas con flota en el proyecto V2G, visita www.eonenergy.com/v2g.

Contexto

En enero de 2018, el BEIS y la OZEV anunciaron que 21 proyectos (ocho estudios de viabilidad, cinco proyectos de investigación y desarrollo en colaboración y ocho proyectos de ensayo de tecnología V2G en el mundo real) iban a recibir una financiación de 30 millones de libras esterlinas para desarrollar la propuesta comercial y la tecnología básica para apoyar el despliegue del sistema V2G en el Reino Unido, incluyendo su demostración mediante pruebas a gran escala.

Los proyectos incluyen más de 50 socios industriales y organizaciones de investigación de los sectores de la energía y la automoción, por lo que suponen las actividades más grandes y diversas sobre tecnología V2G del mundo, e incluyen la prueba de más de 1000 vehículos y unidades de carga V2G en todo el Reino Unido.

Los proyectos representan un paso muy importante para la transición hacia un transporte de bajas emisiones de carbono y un sistema energético inteligente. Permitir que los VE devuelvan la energía a la red eléctrica cuando están aparcados y conectados para recargar aumentará la resistencia de la red, permitirá una mejor explotación de las fuentes renovables y reducirá el coste de propiedad de los VE, lo cual dará lugar a nuevas oportunidades de negocio y a claras ventajas para los usuarios de VE y los consumidores de energía.