Seleccionar página

Anuncio

El fabricante de motos eléctricas Silence triplicó su facturación en 2018

El fabricante de motos eléctricas Silence triplicó su facturación en 2018

El fabricante español de motos eléctricas Silence termina el año con buenos augurios. Las motos eléctricas, mucho más accesibles que los coches y que ya estamos utilizando en muchas ciudades a través del motosharing, no son cosa del futuro, sino una realidad en movilidad sostenible.

A lo largo de 2018, fabricó más de 3.000 motocicletas, de las cuales 2.083 unidades se matricularon en España, una cifra que representó más del 60% de la cuota de mercado en este segmento. En total se comercializaron 3.352 motocicletas eléctricas en el mercado español en 2018, según la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive).

Carlos Sotelo, Ceo de Silence.

«Estamos muy satisfechos porque hemos cumplido con lo previsto e incluso hemos superado el presupuesto anunciado», declara Carlos Sotelo, Ceo de Silence.

Hasta la fecha, el negocio en Silence ha estado destinado a grandes cuentas, fundamentalmente empresas de motosharing como Scoot, Molo o la mencionada de Acciona; compañías de delivery como Aravinc, Correos o Cooltra; y servicios municipales como los agentes de movilidad de grandes ciudades, entre otros.

2019, el año de la S01

Este año será para Silence el de diversificación, gracias a la llegada de una nueva moto destinada al uso particular, el modelo S01. Un scooter de rueda alta con tamaño y prestaciones equivalentes a un 125cc de gasolina. Principalmente pensado para utilización urbana, la firma ha buscado de forma especial conseguir un peso lo más reducido posible, por lo que gran parte de este modelo está fabricado en aluminio.

Alcanza una velocidad máxima autolimitada de 100 km/h y, gracias a su moderna tecnología con una batería de gran capacidad, su rango de utilización alcanza los cien km de autonomía.

Una de sus principales peculiaridades es que la batería va alojada justo en la parte posterior del escudo, debajo del hueco del asiento en el que caben dos cascos integrales. Mediante un ingenioso sistema, que se acciona desde el fondo del hueco del asiento, la batería puede ser extraída y transportada como un trolley.

El Silence S01 es un scooter que puede conducirse con los carnets A1 y B y que tiene un precio de 5.995 euros, IVA incluido. La marca ha abierto la pre-reserva en su página web, previo pago de seiscientos euros.