Seleccionar página

Nueva Ebroh Bravo GLE eléctrica

Nueva Ebroh Bravo GLE eléctrica

La firma zaragozana Ebroh lleva desarrollando los últimos tres años un proyecto de movilidad pionero en España, que abarca todas las soluciones de transporte, desde bicicletas eléctricas, vehículos de movilidad personal y movilidad reducida, una gama de scooters y esta nueva motocicleta eléctrica que presenta ahora.

La Ebroh Bravo GLE es una Naked con prestaciones equivalentes a una moto de 125 de gasolina, pero con dimensiones que se asemejan a deportivas de cilindrada entre 500 y 750 cc. La horquilla delantera es hidráulica convencional con barras de 41 mm. La suspensión trasera tiene sistema progresivo por bieletas. La frenada delantera es de doble disco y pinzas tangenciales. Opcionalmente puede incorporar una estructura multitubular.

Su propulsor está integrado en el tren trasero, se trata de un módulo brushless muy compacto, integrado en la llanta trasera. La batería se sitúa en el centro de la Bravo GLE, lo que favorece su aplomo y estabilidad. Se compone de módulos de Ternary Litium Ion, fabricada con Ni-Co, con un voltaje de 72 V y una capacidad de 80 Ah.

La recarga completa de la Ebroh Bravo GLE se efectúa en 5 horas aproximadamente, y puede realizarse en una toma eléctrica doméstica. Esta batería supera los 600 ciclos de carga.

Sus prestaciones son velocidad máxima de 90 km./h. y autonomía de unos 100 km. La  potencia de la Bravo GLE es de 5.000 W por lo que es compatible par carnet A1 y B con tres años de experiencia.

Las cotas generales de las nuevas Ebroh Bravo GLE han sido trazadas con generosidad. Sus cotas son de 2.060 mm. de largo por 1.110 mm. de alto. La distancia entre ejes de 1.410 mm. Su peso es de 147 kg.

Más allá de buscar un compromiso entre eficacia y pesos contenidos, además de aquilatar costes de producción, la Bravo GLE ha partido desde cero como motocicleta eléctrica. El bastidor se compone de doble cuna superior y una segunda cuna inferior, abrazando por sus cuatro costados su acumulador de Níquel-Cobalto.

Parte ciclo

Las suspensiones han sido desarrolladas en consonancia a las generosas dimensiones de la moto. Para la Ebroh Bravo GLE se ha seleccionado una horquilla hidráulica con diámetro de 35 mm. y recorrido de 125 mm. sin reglajes. Las tijas también son sobredimensionadas, con un tamaño de 194 mm. entre centros de los anclajes de las barras de suspensión.

Detrás actúa un sencillo monoamortiguador, también con asistencia hidráulica, dotado de sistema progresivo articulado mediante bieletas con precarga del muelle, con un recorrido de 100 mm. La combinación de su chasis multitubular con una distancia relativamente corta entre el eje de dirección y la articulación del basculante, y el subchasis, que permite un colín más prolongado, hacen que el puesto de conducción sea holgado, muy válido para cualquier talla, cómodo para piloto y pasajero y sobre el que los movimientos sobre la moto acompasen la conducción.

La baja altura de asiento hace que subir y bajar de la Bravo o que los movimientos con las piernas, al detener el vehículo y poner el pie en el suelo, sea seguro e intuitivo.

La parte ciclo se completa con una muy buen dotación de llantas, ruedas y frenos. Es ya generalizado el uso en las sport-turismo el diámetro de llanta de 17”, y en el caso de las Ebroh Bravo GLE la elección de perfil 110/70 delante y 140/70, cuando en otras deportivas suele ser un perfil bajo, en su caso es más acorde a una utilización polivalente, favoreciendo una conducción más intuitiva y con reacciones más fáciles de controlar. La dotación de neumáticos es de tipo “sin cámara” (tubeless).

Los frenos son de doble disco en la rueda delantera, con un diámetro de 276 mm. Ø delante y pinzas de doble pistón paralelo y disco individual detrás y 220 mm. Ø detrás con pinza pistón simple. Como manda la legislación incorpora un sistema de reparto de frenada CBS. Las llantas de aluminio con radios en forma de «Y» griega favorecen mucho en la estética “deportiva” de las nuevas Bravo, gracias a su aspecto ligero y atractivo diseño.

En cuanto a manillar, la Ebroh Bravo GLE opta por uno de tubo continuo de diámetro variable, fijado con torretas. Este manillar permite que el cuerpo vaya más erguido, que a la vez de mayor comodidad permite tener un ángulo de visión más elevado, más adecuado tratándose de una moto para combinar recorridos urbanos e interurbanos. También la longitud entre los extremos del manillar es más grande, 710 mm, como corresponde a sus proporciones generales, sensiblemente más grandes que lo habitual en las motos de 125 cc.

Batería central y motor “Brushless” de 5kW

La configuración de batería central, bastidor multitubular y motor integrado en el tren trasero proporciona una estructura firme con una distribución del peso óptima. Siendo la batería Ternary Lithium Ion, de Ni-Co, de 72 V./80 Ah, con un peso total de 35 Kg., la posición central y en la parte baja de la Bravo GLE favorece la estabilidad, el control de las inercias y la cargas en los movimientos. Este aspecto es especialmente importante cuando con un propulsor eléctrico disponemos del par desde el primer giro de acelerador.

La elección del sistema de propulsión, regulador y centralita, ha sido determinada por el segmento al que acude una moto equivalente en prestaciones a una moto de 125 cc deportiva, si bien contamos con el plus de la potencia y sobre todo el par motor característico de este tipo de motores, y de la ausencia de un sistema de transmisión ni mecanismo de embrague. No falta un selector giratorio, situado en el puño izquierdo, para elegir los modos de conducción: neutral, ciudad, carretera y marcha atrás.

El motor funciona con una tensión de 72V y rinde 5kW. Se trata de un motor “Brushless” (sin escobillas), síncrono, con el que la velocidad de giro del motor es igual a la velocidad del campo magnético del estator, compuesto por un bobinado situado en el perímetro del bloque, con un conjunto de imanes que son los que producen el giro del buje, y sensor Hall, que da lectura de la posición del rotor.

El sistema de recarga está monitorizado por su regulador y el control de proceso de carga, apto para el cargador que opera con una tensión de una instalación doméstica. Este cargador es externo. El tiempo medio de recarga completa de su batería es de unas 5 horas.

Mandos, instrumentación e iluminación

En esta motocicleta eléctrica nos encontraremos con unas piñas de gran calidad, con grandes pulsadores de diseño ergonómico. Cada maneta acciona los frenos en cada eje, al prescindir de caja de cambios y la maneta de embrague habitual de los motores de gasolina. Llama la atención el mando giratorio para seleccionar los modos de conducción, marcha atrás o posición neutral.

La Ebroh Bravo GLE tiene una instrumentación clara, que nos proporcione información exacta, legible con un solo vistazo, con una gráfica sencilla y funcional. La instrumentación se unifica en moderno reloj central, completamente digital tipo LCD, con velocímetro, cuentakilómetros, carga de la batería, e indicadores luminosos de luces, intermitentes, batería y modo de conducción seleccionado. El puesto de conducción incluye también una práctica toma eléctrica tipo USB.

Las luces delanteras, traseras y los intermitentes, son de un bonito diseño minimalista. Se componen de diodos LED, que prácticamente garantizan un funcionamiento de por vida. El faro central se compone de una doble óptica elipsoidal igualmente LED.

Precio y colores disponibles

La Ebroh Bravo GLE eléctrica ya está disponible en la red de concesionarios Ebroh en España y ON TIME Moving Zaragoza, a un precio recomendado de 4.490 euros IVA (3.740 euros con las ayudas del Moves II) y transporte incluido. Los colores disponibles son negro, rojo, azul y verde.