Seleccionar página

Opel Vivaro-e 100% eléctrico, reparto sin emisiones

Opel Vivaro-e 100% eléctrico, reparto sin emisiones

Con la llegada de nuevos planes de ayudas a la compra de vehículos eléctricos el mercado se reactiva y hay un sector en el que el vehículo eléctrico no debería ser solo bonificado, debería ser obligado; hablamos del reparto urbano. Por ecología, por sencillez y por el interés y beneficio de los propios empresarios.

El acceso a las grandes ciudades cada vez es más complejo para vehículos térmicos y cada vez es más fácil y está mejor visto para los vehículos eléctricos. En este caso la autonomía no debe ser un problema porque los recorridos habituales, según diversos estudios, rara vez superan los 150 km diarios, con trayectos muy determinados, repetitivos, con los mismos horarios, etc, y demás se trata de vehículos que luego quedan detenidos en naves o zonas de la empresa en cuestión que perfectamente pueden estar conectados y recargándose para la siguiente jornada.

El vehículo industrial ligero o medio no tiene ninguna restricción de acceso a la ciudad, ni en periodos de contaminación, ni en diferentes horarios por temas de ruidos, ni siquiera a la hora de detenerse por un periodo de tiempo determinado casi en cualquier calle, incluso tienen plazas de parking electrificadas que en caso de necesidad les servirían para ampliar su campo de acción.

Hablamos de una labor de reparto ecológico, silenciosa y lo que es mucho más importante para la empresa, con unos costes de explotación muy bajos, ya sea para una única furgoneta o para una flota, porque siempre será más económico la carga de una batería de un vehículo eléctrico que el llenado de un depósito de combustible. Por tanto, el repostaje es más económico, la viabilidad y uso diario es más económico y más sencillo, con los costes de mantenimiento ocurre lo mismo porque el vehículo eléctrico tiene una mantenimiento muy inferior al térmico con las ventajas que ello aporta a las empresas.

Autonomía y prestaciones

El Opel Vivaro-e 100% eléctrico ofrece movilidad cero emisiones con dos tamaños de batería de iones de litio: 75 kWh para una autonomía de hasta 330 kilómetros o 50 kWh para una autonomía de hasta 230 km.

Los 100 kW del motor son equivalentes a una potencia de 136 CV con un par de 260 Nm con el que el Vivaro-e ofrece un rendimiento alegre y dinámico incluso cargado. La velocidad máxima está limitada electrónicamente de 130 km/h para preservar la autonomía eléctrica. Para ello dispone también de tres modos de uso; Eco, Normal y Sport, y la tecnología eléctrica ofrece la posibilidad de recuperar energía sobre la marcha con el sistema de frenado regenerativo, operativa al frenar o desacelerar.

La batería esta ubicada debajo del compartimento de carga entre ambos ejes. El diseño hace que el centro de gravedad este muy centrado y muy bajo, lo que mejora el comportamiento y mejora la estabilidad en todo tipo de trazados. Además, dado el pequeño tamaño del motor y la ausencia de caja de cambios la agilidad de maniobra es sensacional y el radio de giro es de solo 11,8 m. Las baterías están cubiertas por una garantía de ocho años o 160.000 km.

El Vivaro-e es fácil de cargar por medio de un enchufe estándar o un sistema de carga rápida. Con una estación de carga pública de 100kW, la carga de la batería de 50kWh al 80% tarda tan solo 30 minutos y 45 minutos si es la batería de 75kWh. El Vivaro-e lleva un potente cargador trifásico de 11 kW o un cargador monofásico de 7.4 kW de serie.

Capacidad de carga

El Vivaro-e ofrece una carga útil de hasta 1,275 kg y se trata del único vehículo electrifico que dispone de enganche de remolque de fábrica con una capacidad máxima de remolque de 1,000 kg. Además dispone de amplias puertas laterales deslizantes para un acceso sin restricciones al interior de la zona de carga.

Dispone de diferentes versiones. Furgón, Doble cabina, Plataforma y todo ello con un volumen de carga de hasta 6,6 m3. Opel ofrece el Vivaro-e en tres longitudes: 4,6 metros (S), 4,95 m (M) y 5,30 m (L), en varias versiones como las ya mencionadas. La mayoría de ellas tienen 1.90 metros de altura, de modo que pueden acceder sin problema a los parkings subterráneos.

El nuevo Vivaro-e, 100% eléctrico, está a la venta desde 34.700 euros.