Seleccionar página

Un voltio con… José Fos

Un voltio con… José Fos

Me llamo José Fos y soy ingeniero informático, cuando terminé mis estudios lo tuve claro y me dirigí inmediatamente al Departamento de Máquinas y Motores Térmicos de la UPV (Universitat Politécnica de València) a realizar mi trabajo de fin de carrera que consistió en una aplicación para el diagnóstico de la combustión en motores diésel. Y es que desde que era un chaval mi pasión eran los motores y en particular las motos. Estuve 10 años trabajando en ese departamento haciendo casi de todo, desde técnico de laboratorio, impartición de prácticas, estudiante de doctorado etc, hasta hice de administrador de redes locales, de equipos y de estaciones de trabajo. En este periodo también colaboré con la Federación de Motociclismo de la Comunidad Valenciana ayudándoles con la gestión y con la página web pero también colaborando en pruebas de motociclismo poniendo vallas si hacía falta…
Como véis mi trayectoria siempre ha estado ligada al ruido y a las emisiones, algo que ahora me llama cada vez menos la atención. En la actualidad sigo trabajando en la UPV pero me he especializado en herramientas de gestión universitaria y en asuntos de calidad.

«Bautizo sobre ruedas»: primer vehículo y los que han venido después (si es que ha habido más)
Mi primera moto fue una Vespino que era de mi madre, una moto que todavía iba con platinos (nada de encendido electrónico) que me permitió empezar a moverme con 16 añitos. Más tarde tuve una Honda NSR 125 R —una preciosidad con diseño italiano—, una CBR 600 F —qué decir de una moto mítica—, luego otra CBR 600 del 2001, y mi última moto de combustión fue algo muy especial; yo buscaba algo distinto, que no fuera lo de siempre y, tras mucho pensarlo, me compré una Buell XB12S, una moto que ya hacía ver que quería huir de lo convencional y apostar por la innovación. Esta moto incorporaba un montón de soluciones distintas que fueron el fruto del trabajo de un ingeniero que soñaba con algo diferente: Erik Buell.

La apuesta por un vehículo 100% eléctrico
Me gusta mucho “perder” tiempo en internet buscando cosas interesantes de cualquier tipo. En su día di —en busca de la innovación que comentaba antes— con la web de Zero Motorcycles y descubrí que habían conseguido algo que yo pensaba que todavía no era posible: una moto eléctrica con buenas prestaciones, yo lo tenía claro: quería probar una Zero como fuera. Así que me puse a rellenar formularios para solicitar un test-ride y así fue como conocí a Fran de Valencia Electric Riders que se puso en contacto conmigo y me ofreció la posibilidad de probar una, a los pocos días ya estaba montado en la Zero de pruebas y realicé este vídeo:

Ya no había vuelta atrás, todos mis años pasados sobre motos de combustión, todos esos cientos de miles de kilómetros haciendo ruido quedaron en el recuerdo, a partir de ese momento si una moto tuviera que estar en mi garage tendría que ser por fuerza una moto totalmente eléctrica.

Uso cotidiano
Lamentablemente ahora no dispongo de moto propia, ya hace tiempo que vendí la Buell y me muevo usando las plataformas de alquiler de motos eléctricas. En València somos muy afortunados y contamos con nada más y menos que seis empresas de motos eléctricas que dan un servicio excelente y que yo uso a diario. En mi canal he colgado un par de vídeos de dos compañías que operan en València: Muving y Molo.

Vehículo soñado
Lo tengo clarísimo: La Zero SR/F (bueno va… y un Tesla Model 3 también).

Cosas a mejorar de tu experiencia como usuario eléctrico
Al no disponer de vehículo propio (aunque he tenido en pruebas muchas motos eléctricas) prefiero dar mi opinión sobre las plataformas de alquiler de motos eléctricas: mi satisfacción es altísima y creo que juegan un fantástico papel en descarbonizar las ciudades. Es cierto que hay algunos problemas por falta de experiencia de algunos usuarios y algo de vandalismo —roban cascos, motos mal aparcadas y deterioradas— pero a grandes rasgos creo que es uno de los servicio más maduros y con menos problemas a la hora de negociar con Ayuntamientos; ya se dispone de un código de circulación y normativa local, si los usuarios cumplen las normas y son respetuosos el sistema funciona a la perfección. Como aspectos a mejorar de estas plataformas yo apostaría por un modelo de suscripción mensual —como ya hay alguna— y no basarse en cobrar por tiempo de utilización.

Cómo imaginas la movilidad en un futuro próximo
Diversa. Veo bicicletas, motos, coches, transporte público y algo que no podemos dejar al margen: la micromovilidad. Veo un auge desmesurado en los vehículos de movilidad personal que en realidad ya estamos viviendo. No veo otra posibilidad que la tendencia sea a lo eléctrico, por conveniencia y por el medio ambiente. Y por supuesto veo también conducción autónoma pero quizá tarde algo más en ser una realidad de lo que pensamos.

Recomiéndanos a otro usuario/referente para tí en movilidad sostenible
Pues mis recomendaciones seguro coinciden con las de mucha gente pero ahí van: Saúl Lopez (Coches eléctricos pero fundamentalmente Tesla), Miguel Zarzuela (Motos eléctricas, sobre todo Zero) y Juan Francisco Calero (muchas pruebas de coches eléctricos).

¿Dónde te podemos encontrar?
Ya me gustaría subir más vídeos a mi canal de YouTube pero para mí es un hobby y prefiero que siga siendo así. Y donde estoy en conversación permanente es en twitter, hablando de estos temas, de domótica, de tecnología y de la vida misma.