Seleccionar página

Un voltio con… Miguel Zarzuela

Un voltio con… Miguel Zarzuela

Mi nombre es Miguel Zarzuela. Soy ingeniero industrial y trabajo en el ámbito de proyectos europeos relacionados con la eficiencia energética y las energías renovables. Y en mi tiempo libre, desde hace más de dos años, gestiono un canal de YouTube especializado en motos eléctricas.

Con el desarrollo del canal, y con mi experiencia en motos eléctricas, he ido modificando mi moto eléctrica para reducir el tiempo de carga la batería de 8 a 1 hora, y a su vez aumentar la autonomía un 25%. Gracias a estas mejoras y a distintas colaboraciones, como la que he tenido recientemente con Cooltra, este mismo año nos lanzamos a recorrer la carrera Rider1000 en moto eléctrica. 

Fue un reto muy duro. Mucha lluvia el día anterior de camino al punto de partida y poco dormir para preparar la ruta del día siguiente. Recuerdo despertarme a las 4 de la mañana para estar a las 5 en el pabellón donde empezaba la Rider. A las 6:02 de la mañana, antes de amanecer ya estábamos rodando. Ese día hice algo más de 720 km en 17 horas, de las cuales 3,5 horas fueron de carga, un tiempo muy semejante al que hacen las motos de gasolina. ¡Todo un éxito!

«Bautizo sobre ruedas»: primer vehículo y los que han venido después (si es que ha habido más)
Toda mi vida he andado en dos ruedas. Cuando era un niño iba al instituto en bicicleta. Al cumplir los 16 años tuve mi primera 125, por supuesto de gasolina. Durante un Erasmus en Inglaterra probé mi primer vehículo eléctrico, una bicicleta eléctrica que utilizaba diariamente tanto para ir a la universidad como para obtener un dinero extra en Deliveroo.
A la vuelta de este Erasmus, con el dinero ahorrado y con la venta de mi anterior moto me compré una Zero S, mi primera moto eléctrica. La Zero era (y casi sigue siendo) la única moto eléctrica que estaba disponible en aquel momento capaz de ir por autovía y hacer una autonomía superior a 100 km a cualquier ritmo. Esa fue mi decisión. En un primer momento tuve muchas dudas, ahora tras más de 50.000 km recorridos no puedo estar más contento de haber dado ese paso. 

La apuesta por un vehículo 100% eléctrico
Desde hace años he estado concienciado con la sostenibilidad, pero he de decir que lo que realmente me hizo decidirme fue la prueba de la Zero DS que hice en Barcelona hace ya 3 años. La suavidad de funcionamiento, la impresionante entrega de potencia, la sencillez del mantenimiento… Todo ello sumó para dar el paso. Eso y encontrar una Zero de ocasión, puesto que todavía estaba acabando la carrera cuando decidí dar este paso.

Uso cotidiano
Total y absoluto. Uso la moto los 365 días al año, tanto para ir a trabajar, para hacer la compra, para irme de rutas y para irme de vacaciones, como buen motero. Es cierto que mi moto tiene prestaciones sobradas para el uso urbano, pero a diferencia de una moto equivalente de gasolina en uso urbano supone unos 40 céntimos de euro por cada 100 km recorridos, muy distinto de los 6 o 7 litros que alegremente consume cualquier moto de 600cc por ciudad.

Vehículo soñado
En el ámbito de las motos eléctricas estoy ya en una nube de algodón con mi moto actual. Hasta que las baterías no aumenten a los 20 kWh permitiendo autonomías de 200-300 km, y lleven carga rápida de serie no tengo intención de hacer un cambio.
En el ámbito de los coches, casi no siento necesidad de comprar uno, pero mentiría si dijera que tener un Kia eNiro o un Model 3 no me haría la vida más fácil en alguna ocasión. 

Cosas a mejorar de tu experiencia como usuario eléctrico
Sin ninguna duda los puntos de recarga. Aunque desde hace 3 años la situación ha mejorado notablemente, seguimos sin estar al nivel de disponibilidad de gasolineras. Es necesario que en la mayoría de pueblos y por supuesto de capitales de provincia, haya puntos de recarga, ya sean rápidos, lentos o inalámbricos, pero que haya.

La movilidad en un futuro próximo
Eléctrica y conectada. Solo falta que bajen los precios para que esto pase. Todos tendremos un enchufe cerca de casa y en el trabajo. Probablemente la recarga sea automatizada, nosotros aparcaremos y el vehículo se pondrá a cargar. Desde el móvil sabremos siempre su ubicación y estado de carga. El transporte público también estará electrificado y dejaremos al fin de ver columnas de humo negro por la calle. También será todo mucho más silencioso, los camiones de basura ya no te despertarán en verano por tener la ventana abierta.

Otro usuario/referente en movilidad sostenible
Durante estos años he conocido a mucha gente impresionante en el mundo de la movilidad eléctrica. Gente que sabe mucho, una mezcla entre sabios y frikis, y gracias a todos ellos estas nuevas tecnologías se han ido implementando en la sociedad. A quién os quiero recomendar es a Daniel Montero, fue uno de los primeros Zeristas que conocí, con el que he compartido muchos conocimientos y kilómetros, creo que estamos igual de locos. A continuación, os dejo una entrevista de cuando superó los 100.000 kilómetros con su Zero SR… Creo que ya va por 130.000, así que esto es ya una competición de #descarbonizadores!