Seleccionar página

Anuncio

El Cupra Born llegará a final de año con autonomías de 540 km y hasta 231 CV

El Cupra Born llegará a final de año con autonomías de 540 km y hasta 231 CV

El Cupra Born, el primer eléctrico puro de la marca deportiva de coches, llegará a finales de año al mercado español con versiones de hasta 231 CV, con unas autonomías del entorno de los 540 km y con fórmulas de ventas «no convencionales», además de las tradicionales.

Así lo ha anunció en la presentación virtual del vehículo el presidente de Cupra y Seat, Wayne Griffiths, quien ha destacó que con su llegada inician una nueva era en la marca, en la que se combinan prestaciones y electrificación, lo que les permitirá expandirse a nuevos mercados.

El Born (mide 4,32 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 1,53 metros de alto) estará disponible con dos niveles de potencia: 150 CV (110 kW) y 204 CV (150 kW). Pero se podrá elegir un pack «e-boost» que eleva la potencia final hasta los 231 CV.

Las baterías de iones de litio que se ofrecerán serán tres: de 45 kWh, de 58 kWh y de 77 kWh de capacidad neta.

La primera de las combinaciones disponibles es la del motor de 150 CV con la batería de 45 kWh, con la que el Born acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y puede recorrer hasta unos 340 kilómetros (los datos están pendientes de homologación). Otra opción es la batería de 58 kWh con el motor de 204 CV, con la que la autonomía sube a los 420 kilómetros.

El pack de potencia de 231 CV se ofrecerá con las baterías de 58 kWh (autonomía de 420 km y aceleración de 0 a 100 km/h en unos 6,6 segundos) y de 77 kWh (540 km de autonomía y paso de 0 a 100 km/h en 7 segundos).

Según Cupra, usando un cargador rápido de 125 kW en siete minutos se puede lograr energía para recorrer 100 km adicionales. Con la batería al 5 %, en 35 minutos se puede recargar hasta el 80 % en un punto de 100 kW.

Además, gracias al sistema de recuperación de energía, al levantar el pie del acelerador se alcanzan deceleraciones de hasta 0,3 g, que se aprovechan para recargar la batería en marcha con el modo B de la transmisión.

Para garantizar el perfecto equilibrio entre rendimiento y eficiencia, los ingenieros de Cupra han desarrollado la tecnología de neumáticos más adecuados, que se pueden montar en llantas de 18, 19 y 20 pulgadas, lo que redunda en la imagen deportiva del vehículo.

El Cupra Born es tracción es trasera y la batería (refrigerada por agua) se ha ubicado en una posición baja y centrada en el vehículo para reducir el centro de gravedad (el reparto de pesos es de casi el 50:50 delante y detrás) y dotarle de mayor rigidez (está atornillada a la carrocería).

Para su fabricación —en la planta alemana de Zwickau, aunque se ha desarrollado y diseñado en la barcelonesa de Martorell— se emplea la plataforma eléctrica MEB del Grupo Volkswagen, que ha permitido dotarle de control dinámico de chasis (con configuración específica Cupra), modos de conducción o ayudas a la conducción de última generación (como el head-up display de realidad aumentada).

Exteriormente la marca asegura que se ha diseñado para llamar la atención y para demostrar que la electrificación no tiene porqué ser aburrida. Así destacan los faros full led, las entradas de aire, la nariz de tiburón, el capó en 3D, los pasos de rueda marcados, el estribo lateral aerodinámico o la luz trasera de tipo infinita (da mayor anchura al vehículo).

En el interior nos encontramos -según el equipamiento- con asientos tipo Bucket, pantalla central flotante de 12 pulgadas (de serie) con sistema de infoentretenimiento de última generación, tarjeta eSim integrada para asegurar la conectividad del coche (compatible con la nueva aplicación My Cupra) o cuadro de instrumentos digital más pequeño de lo habitual o materiales reciclados.

Se comercializará con el sistema de venta tradicional, pero también con contratos de suscripción (se paga una tarifa mensual que incluye el uso y otros servicios relacionados)