Seleccionar página

El eléctrico Skoda Enyaq gana en deportividad con el nuevo acabado Sportline

El eléctrico Skoda Enyaq gana en deportividad con el nuevo acabado Sportline

Sportline es el nuevo acabado que ha introducido Skoda a la gama de su primer vehículo eléctrico, el SUV Enyaq iV, que recibe molduras negras, llantas de aleación más grandes (de 20 o 21 pulgadas) y un chasis deportivo rebajado 15 milímetros en la parte delantera y 10 milímetros en la parte trasera para ganar en dinamismo.

El Skoda Enyaq Sportline iV también se diferencia porque equipa faros full led de Matrix, faldones laterales en el mismo color que la carrocería y delantero específico.

Interiormente destaca por el predominio del color negro, los asientos deportivos con reposacabezas integrados, los paneles con efecto carbono, el volante deportivo multifunción de cuero de tres radios con costuras decorativas en gris o pedales en aluminio.

Los clientes podrán elegir entre tres opciones de propulsor, de las que la primera es el Skoda Enyaq Sportline iV 60 con tracción delantera, 132 kW de potencia, par motor máximo de 310 Nm, batería 62 kWh (58 kWh netos) y autonomía máxima de más de 400 kilómetros en ciclo WLTP.

Le sigue el Sportline iV 80 con un motor de 150 kW, batería de 82 kWh (77 kWh netos) y una autonomía de hasta 520 km en ciclo WLTP.

La tercera de las opciones es el iV 80x, que equipa un segundo motor eléctrico que le permite contar con tracción total y elevar la potencia a 195 kW, con un par motor máximo de 425 Nm. La batería es la misma que la de la versión media y su autonomía es algo menor, de hasta 500 km.