Seleccionar página

Honda e, ya disponible la apuesta urbana y retro del gigante japonés

Honda e, ya disponible la apuesta urbana y retro del gigante japonés

Hace solo unas semanas supimos en las redes gracias a nuestro colaborador Xavi Calvo del paso de la gran novedad eléctrica de Honda por la calles de València. El fabricante japonés aprovecho su paso por la ciudad para presentar el coche internamente y realizaron las fotos de prensa. Una cita importante dado que el Honda e es la primera apuesta del fabricante japonés de un coche 100 % eléctrico en el mercado europeo.

Un coche con vocación claramente urbana y exclusiva, en la que el diseño y la apuesta tecnológica le dan una fuerte personalidad en un sector, el de los eléctricos compactos, que cada vez tiene más opciones para completar el segmento, que ya empieza a estar competido con opciones como los Peugeot e-208, su primo-hermano Opel Corsa-e,  DS 3 Crossback e-tense o el MINI Cooper SE, entre otros.

El Honda e se presentó por primera vez como concepto en 2017, con la denominación de «Urban EV» (Vehículo Eléctrico Urbano). A este, le siguió el prototipo Honda e, casi listo para la fase de producción, que cosechó elogios internacionalmente en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019. Este automóvil, listo para la producción, se mostró de forma definitiva en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2019.

Tacto dinámico

Los ingenieros de Honda han prestado especial atención en el desarrollo del chasis para conseguir una experiencia estimulante al volante. En relación a su longitud total de 3.895 mm, el vehículo es relativamente ancho (1.750 mm), con voladizos cortos en la parte delantera y trasera, que le confieren una presencia firme. Con la batería situado bajo el piso del vehículo, el centro de gravedad del automóvil se sitúa a solo 500 mm del suelo, lo que, combinado con una distribución del peso al 50% a ambos lados, garantiza una gratificante mezcla de firme estabilidad y agilidad en la conducción.

La tracción trasera y su motor eléctrico, que proporciona una sensación excepcional de par, dan un tacto deportivo a pesar de ser uno de los vehículos más compactos de su clase. El Honda e Advance genera hasta 113kW (154 CV) y un par de 315 Nm —suficiente para propulsar el vehículo completamente parado hasta los 100 km/h en 8,3 segundos a las ruedas traseras. La versión base del Honda e, de 100 kW (136 CV) y la misma salida de par, acelera de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos.

La batería de alta capacidad de iones de litio de 35,5 kWh contribuye a un excepcional equilibrio de reducido peso, una capacidad de carga rápida del 80% en 30 minutos y una autonomía de hasta 222 km (WLTP) en las versiones Honda e y Honda e Advance con llantas de 16”. La versión Honda e Advance con llantas de 17 pulgadas alcanza una autonomía de hasta 210 km (WLTP).

La plataforma, completamente nueva y específica para este vehículo eléctrico, se ha diseñado con el fin de proporcionar diversión y un rendimiento eléctrico sin esfuerzo con una conducción dotada de características excepcionales en entornos urbanos. Un motor eléctrico potente, proporciones compactas, radio de giro de 4,3 metros, distribución del peso al 50% y un centro de gravedad bajo: la combinación de todos ellos imprime al coche un carácter deportivo y dinámico. El resultado es una conducción tranquila, fluida y gratificante con una aceleración instantánea para circular con facilidad por calles muy transitadas. Además del sistema control de un solo pedal, el Honda e también cuenta con dos modos de conducción: el modo Normal, para una conducción tranquila y confortable en la ciudad, y el modo Sport, que proporciona una respuesta más precisa.

La corta distancia entre la altura del centro de balanceo y la altura del centro de gravedad del Honda e permite gestionar el pequeño balanceo de la carrocería al tiempo que se mantiene un índice de compresión bajo que ofrece unas características de conducción sobresalientes. Los ingenieros de Honda compararon la calidad de conducción del automóvil con la de los automóviles de segmentos superiores, empleando para ello un diseño de brazos independientes MacPherson en las cuatro ruedas con componentes de aluminio forjado que garantiza la estabilidad en aceleraciones muy marcadas, además de una marcha cómoda y fluida para los ocupantes.

Interior minimalista

Para complementar el estilo sencillo y minimalista del exterior, en el habitáculo se emplean materiales discretos que, según la marca, propician un espacio relajante y moderno. La amplia distancia entre ejes permite un espacio para los ocupantes comparable al de los modelos de un segmento superior, con un perfil bajo que contribuye a un habitáculo espacioso.

Las líneas horizontales de las pantallas táctiles LCD, que se extienden por todo el ancho del salpicadero (más información en el apartado 5 de este documento), aumentan la sensación de amplitud, reforzada con la gran visibilidad que ofrece el amplio parabrisas panorámico horizontal. Además, el limpiaparabrisas queda oculto a la vista para garantizar que no haya ningún obstáculo visual.

El interior, con capacidad para cuatro ocupantes, está centrado en el confort, esta sensación se refuerza aún más mediante el empleo de tejido de tapicería tipo mélange de gran calidad y otros materiales táctiles en tonos relajantes y actuales. La moldura sintética con efecto de madera ofrece un aspecto cálido, acogedor y de primera calidad, así como una «veta» agradable al tacto.

El habitáculo incorpora avanzadas tecnologías que facilitan el día a día con el Honda e. Además de las diversas pantallas de asistencia al conductor, es posible activar el Sistema de Retrovisor Interior por Cámara para reproducir la imagen procedente de una cámara central orientada hacia atrás en la pantalla del espejo retrovisor interior, lo que mejora la seguridad y el confort, especialmente si el campo de visión trasera del conductor se ve obstaculizado por los ocupantes o la carga. Esta característica se incluye de serie en la versión Honda e Advance.

El volante de dos radios se suma a la concepción de integrar sencillez minimalista y funcionalidad. Detalles en negro brillante rodean los controles de audio y de reconocimiento de voz, así como el botón de información del panel de control en el radio izquierdo, y la interfaz del control de crucero en el derecho.

Además de la conectividad mediante Bluetooth, el Honda e cuenta con diversas entradas de conexión debajo de la consola central para conectar y cargar dispositivos con facilidad. Entre ellas, se incluyen el conector HDMI y la toma de alimentación de 12 V, y una toma de corriente de 230 V CA (1500 W como máximo) (tipo G en el Reino Unido para vehículos con el volante a la derecha y tipo F europeo para vehículos con el volante a la izquierda). También dispone de dos puertos USB en la parte delantera y dos más en la parte trasera.

Una consola central ajustable permite un almacenamiento versátil, debajo de las tomas de conectividad y carga, para facilitar el acceso. El compartimento de almacenamiento flexible integra un portavasos deslizable y una bandeja para el smartphone que se puede colocar hacia adelante o hacia atrás, así como guardarse de forma perfectamente ordenada. Dicho compartimento cuenta con divisiones extraíbles, que permiten adaptar el espacio de almacenamiento al tamaño de lo que se desee guardar.

Para el receptáculo de almacenamiento de la consola central se ha empleado el mismo tejido de los asientos y los paneles de las puertas, para así mantener su moderno diseño. Tanto los huecos portaobjetos de las puertas delanteras como de las puertas traseras incorporan una sección circular apta para alojar botellas o latas de bebidas.

El maletero es bastante justo. Apenas 171 litros (método VDA) con los asientos traseros en posición vertical. Los asientos traseros, plegados al mismo nivel que el piso del maletero, permiten una capacidad de carga máxima de 861 litros (hasta el techo; método VDA).

Un solo pedal y modos de conducción

El Honda e también ofrece el Sistema de control de un solo pedal para mejorar la eficiencia de la conducción en entornos urbanos. Cuando está activado, el sistema permite al conductor acelerar, reducir la velocidad y detener el automóvil de forma fluida únicamente mediante el pedal del acelerador.

El Sistema de control de un solo pedal se ha incorporado para incrementar la diversión y la comodidad al circular por entornos urbanos. El control de desaceleración lineal que ofrece esta tecnología proporciona al automóvil una respuesta más ágil, lo que contribuye a una conducción más atractiva. Al limitar la necesidad de usar los pedales del acelerador y el freno, el conductor se siente más cómodo en atascos urbanos de tráfico denso donde es necesario detener y arrancar constantemente el vehículo.

En ambas versiones, el conductor puede elegir entre dos opciones de modo de conducción mediante un interruptor integrado en la consola central. El modo «Normal» proporciona una aceleración fluida y fácil de controlar, mientras que el modo «Sport» ofrece una respuesta más rápida y una aceleración más potente. Estos dos modos permiten que el conductor seleccione la opción que más se adapte a su estilo de conducción y a cada situación para mejorar su experiencia

El Honda e es la punta de lanza de la estrategia de la Visión Eléctrica de la marca en la región europea, que supone un compromiso hacia una gama de modelos más sostenible. Este ambicioso objetivo se traducirá en que todos los modelos principales de Honda en Europa incorporen conjuntos propulsores eléctricos en 2022, tres años antes del objetivo inicialmente previsto para 2025, lo que demuestra la confianza de Honda en su probada tecnología híbrida y eléctrica.

El Honda e ya esta disponible a la venta, aunque las primeras entregas no se harán hasta principios del verano de 2020. Estará disponible en dos acabados, el básico desde 34.800 euros, y el Honda e Advance, desde 37.800 euros. En ambos casos, Honda incluye el mantenimiento del coche durante los cinco primeros años.