Seleccionar página

Volkswagen moderniza su logotipo y presenta el ID.31 como inicio una nueva etapa

Volkswagen moderniza su logotipo y presenta el ID.31 como inicio una nueva etapa

El salón del automóvil de Frankfurt suele ser el escenario en el que las marcas alemanas hacen sus grandes presentaciones. La “Nueva Volkswagen”, con la electrificación con bandera, ha servido a la firma de Wolfsburgo para tratar de despejar los nubarrones generados  tras el escándalo de emisiones Dieselgate.

Nueva imagen de marca, con un rebranding de su logotipo, y estreno mundial del ID.31, el eléctrico con el que quiere generalizar las matriculaciones de los vehículos alternativos entre el gran público. Este nuevo modelo, el primero en lucir el nuevo logotipo, es el primero de la nueva familia de coches eléctricos de la firma que comparte la misma plataforma modular MEB, que se extenderá más adelante a otros vehículos eléctricos de la compañía.

El nuevo modelo desvela una nueva línea de diseño diferenciada de sus homólogos de combustión. Con una longitud de 4,26m, 1,8m de ancho y 1,5 de altura, destacan sus voladizos cortos y batalla larga. En la zaga, el portón de cristal resalta en tono oscuro y se extiende a lo largo de todo el ancho del vehículo. La caída del techo y el spoiler mejoran la aerodinámica que queda con un CX de 0,26. Por último, los grupos ópticos traseros LED están dispuestos horizontalmente y con un diseño más estrecho de lo que es habitual en los modelos de la marca alemana.

En el interior destaca el cuadro de instrumentos con estética minimalista, que destaca por sus coloridas combinaciones de color opcionales, incluye una pantalla digital sobre el volante que complementa con un Head-Up Display de realidad aumentada y una pantalla táctil de nueva generación de diez pulgadas para hacer uso del nuevo sistema de info-entretenimiento. También puede manejarse a través de control por voz. Además, equipa un cargador inalámbrico para teléfonos móviles compatibles y se puede optar por un equipo de sonido Beats. En cuanto a la seguridad, encontramos asistentes como la frenada de emergencia, el sistema de detección de peatones, el freno anti-colisiones múltiples, el aviso de salida de carril, el control de crucero adaptativo, etc.

El  ID.3 estará disponible con tres opciones de batería. En la variante básica es de 45 kWh y promete una autonomía de hasta 330 kilómetros (siempre según ciclo WLTP) con precio de entrada para esta versión del ID.3 será inferior a 30.000 euros, según ha anunciado Volkswagen.

Además estarán disponible otras variante equipada con una batería de 58 kW que le otorgará una autonomía de 420 km entre cargas, y la qie monte la batería más grande es de 77 kWh, con una autonomía eléctrica es de hasta 550 kilómetros. Con carga rápida, la marca anuncia que es posible cargar el ID.3 lo suficiente para obtener 290 kilómetros en 30 minutos, utilizando una salida de carga de 100 kW.

Las primeras unidades del ID.3 comenzarán a llegar al mercado en verano de 2020. Las primeras 30.000 unidades corresponderán con el ID.3 1ST (First Edition), una edición de lanzamiento que ya está agotada tras la preserva iniciada en mayo y que contará con una batería de 58 kWh que genera 204 CV (150 kW) de potencia y ofrece un par máximo de 310 newton metros, , con una velocidad máxima de 160 km/h.

La nueva marca

El nuevo logo de Volkswagen, con un diseño liso bidimensional, es más claro y ha sido reducido a sus elementos más esenciales y se prevé que el cambio a la nueva imagen de marca finalice a mediados de 2020.

«El nuevo diseño de la marca da comienzo a una nueva era para Volkswagen», dijo Jürgen Stackmann, responsable de Ventas, Marketing y Posventa del Comité Ejecutivo. «Al formular nuevos contenidos y con nuevos productos, la marca está llevando a cabo una transformación hacia un futuro con un balance de emisiones neutral para todo el mundo. Ahora es el momento adecuado de revelar al mundo exterior la nueva actitud de nuestra marca».

Una de las grandes diferencias será la «voz» de la marca. Durante varias décadas, Volkswagen ha estado identificado con una voz masculina para presentar sus vehículos y para fines publicitarios. La marca será ahora una mujer. En casi todos los mercados, una mujer con una voz cálida, agradable y confiada hablará en nombre de Volkswagen.

El cambio global se implementará paso a paso utilizando un enfoque de ahorro de recursos y optimización de costes. En una primera fase, el cambio se realizará en las plantas y concesionarios en Europa, para en octubre hacerlo en China. El cambio se implementará paso a paso en América del Norte y del Sur, así como en el resto del mundo a partir de principios de 2020. Se completará a mediados del año que viene. El rebranding de Volkswagen es uno de los mayores proyectos de este tipo de toda la industria a nivel mundial. En total, 171 mercados estarán involucrados. Se reemplazarán alrededor de 70.000 logotipos en las 10.000 instalaciones de concesionarios y socios de servicio en todo el mundo.

En vez de un claim de marca, Volkswagen tendrá un logo acústico por primera vez. Esto hará que la marca Volkswagen tenga un sonido distintivo, tanto en el vehículo como en las comunicaciones.