Seleccionar página

España abandona el último puesto en electromovilidad, pero sigue por debajo de la media

España abandona el último puesto en electromovilidad, pero sigue por debajo de la media

España ha abandonado el último puesto en lo que se refiere a la electrificación de la movilidad en Europa, superando a Hungría, Italia y República Checa, aunque se mantiene alejada de los países más avanzados, según el barómetro trimestral que elabora la asociación de fabricantes Anfac.

Este informe valora aspectos como la penetración del vehículo eléctrico, que ha aumentado en más de ocho puntos en los últimos meses, o la implantación de puntos de recarga, que continúan su lenta progresión, con 572 cargadores instalados en el tercer trimestre.

España ha salido de la última posición del barómetro al aumentar su nota en 2,5 puntos y alcanzar una valoración de 14,9 puntos sobre cien, según la misma fuente, que advierte de que pese a esta mejora, la penetración de la electromovilidad «aún está muy lejos de la media europea», que se situó en 29,6 puntos, 5 puntos más que en el trimestre anterior.

«La puesta en marcha de planes de ayuda como el Moves son un importante estímulo para la electromovilidad en España, pero todavía son insuficientes para alcanzar los objetivos a medio plazo para la electrificación de nuestro parque automovilístico hasta 2030», según Anfac, que reclama que la dotación de este plan pase de 100 a 450 millones en 2021.

Mayor penetración del vehículo eléctrico

Durante el tercer trimestre, España recuperó la posición perdida respecto a Italia en el último barómetro, con un crecimiento de casi cuatro puntos de valoración, con hasta 22,4 puntos en el indicador de penetración del vehículo electrificado.

Anfac ha lamentado que a pesar de ello, la venta de vehículos electrificados «no despega», por lo que ha subrayado la necesidad de lanzar un plan Moves con una gestión más centralizada y con un reparto de fondos más orientado al mercado que existe en cada comunidad.

Por ello, España se mantiene en los últimos puestos del ranking europeo y muy por debajo de la media, que se disparó más de 10 puntos en los últimos tres meses, con hasta 50,1 puntos en los 15 principales países de Europa.

Infraestructuras de recarga

En el ámbito de la infraestructura de recarga, su desarrollo se estancó en el tercer trimestre, con un aumento de solo un punto, alcanzando un 7,5 sobre 100. Por ello, España sigue en las últimas posiciones del ranking europeo, solamente por encima de Portugal, Italia, República Checa y Hungría, pero todavía siete puntos por debajo de la media europea, que está en los 14,1 puntos.

Durante los tres últimos meses se han instalado 572 puntos de recarga en el territorio nacional, por lo que Anfac ha pedido más dotación económica para su desarrollo y la eliminación de trabas administrativas.