Barato, ágil y fácil de usar, los scooter se convirtieron en un éxito instantáneo en las calles de la Europa de posguerra. Y mientras la Europa occidental se llenaba de vespas y lambrettas, la alternativa en la Europa del este era la Čezeta, la «vespa de los países comunistas».

Reconocible por su aspecto de cohete, la Čezeta 501 capturó el espíritu de la era espacial de la década de 1950, tal como lo hicieron los grandes coches americanos de la época. En la casa matriz, en Praga, esta especie de scooter limusina que triunfó entre la juventud checa recibió el apodo de “El cerdo”, en contraposición a la pequeña ‘avispa’ italiana.

Čezeta 501

Pero a pesar de su éxito en la órbita comunista, la producción llegó a su fin en 1964. Y no fue hasta cincuenta años después cuando, de la mano de un empresario británico llamado Neil Eamonn Smith, se retomó la herencia del Čezeta con un nuevo modelo, el 506. Esta vez totalmente eléctrico.

Siguiendo el diseño de los antiguos modelos 501 y 502 la nueva versión eléctrica se fabrica a mano en Praga en una edición limitada de dos mil unidades que se alargará hasta 2021. De hecho, en 2019 solo saldrán de la fábrica trescientas de estas exclusivas scooters.

El diseño de la Čezeta 506 mantiene la esencia del modelo original. Su carrocería de acero es inusualmente larga, casi dos metros, y dispone de un reposapiés que recorre toda su longitud, así como un largo asiento que lo hace ideal para dos personas.

El 506 dispone de un motor en el eje trasero de 11 kW que funciona una batería de litio fabricada por Panasonic del mismo tipo que las que utilizan los Tesla Model S y Model X desde 2013. Su cargador universal permite una recarga rápida en cualquier lugar donde haya una toma de corriente doméstica. 

Actualmente hay dos versiones. El modelo 506/01, destinado al uso eminentemente urbano, con autonomía de 80-100 km y 85 km/h de velocidad máxima, y el modelo 506/2, con 120-150 km de autonomía y una velocidad máxima de hasta 120 km/h.

Una de las particularidades de este scooter está en sus puños. En el izquierdo dispone de un selector con tres modos de potencia y marcha atrás para facilitar el movimiento de la Čezeta en todas las direcciones. En el puño derecho el acelerador permite el uso normal, girarlo hacia atrás para acelerar, y además facilita frenar —y recuperar energía para la batería— si lo giramos hacia adelante.

El Čezeta 506 está homologado como Clase A1, equivalente a un scooter 125 cc. Por desgracia, su exclusividad y fabricación artesanal tiene un precio, no precisamente económico, que va de los 15.550 a los 17.950 € dependiendo del modelo que elijamos.